domingo, 28 de junio de 2020

Cómo hacer una maleta si no sé a dónde voy a ir

Hace poco fue el cumpleaños de Anna, para los que seáis nuevos es una amiga mía que viene mucho de visita en el blog de Instantes de Tiempo. Le regalaron para su cumpleaños un viaje sorpresa. Cosa que me encanta. Pero su gran duda era que poner en una maleta sin destino.



Cómo os he explicado muchas veces a la hora de organizar una maleta tenemos que tener en cuenta cuántos días vamos a estar fuera, qué tiempo va a hacer y qué actividades vamos a realizar. Pero de esta ecuación Anna solo sabía cuántos días iba a estar fuera. Así que pidió ayuda en Instagram y a mí me dio una idea para el blog. Su primera idea fue hacer una maleta muy básica: dos jersey y dos tejanos. Pero luego pensó en que si era su cumpleaños quizá iba a cenar en algún sitio un poco más especial.

En una situación así lo mejor (que no significa que sea lo más fácil) es hacer una maleta con prendas combinables entre ellas y graduable. Así que os voy a explicar cómo hacerlo. Anna iba a viajar 4 días así que vamos a necesitar tres looks u outfits, que entre ellos estará uno muy especial para su cumpleaños y luego otros más simples y cómodos para viajar en avión o turistear. También hay que tener en cuenta que es invierno y hace frío, además creo que le comentaron que cogiera el paraguas porque iba a llover. Así que otro consejo que le di a Anna era que fuera en plan cebolla, puedes ir más o menos arreglada y también más o menos abrigada.

Primer look


Empecemos por algo muy sencillo cómo es un tejano y un suéter. Al fin y al cabo esta fue su primera idea. Es preferible unos vaqueros azul marino muy clásicos y fáciles de combinar. Igual que un jersey de colores combinados con el resto de prendas que nos vamos a llevar. Este look es fantástico para el día del aeropuerto o para turistear un domingo de tranquis.



Segundo look


Para hacer un segundo look hay que escoger una de esas prendas del primer look, el vaquero o el jersey, y combinarlo con otra prenda para hacerlo algo más especial. Podemos cambiar el suéter por una blusa más romántica. Si creéis que vais a pasar frío lo podéis combinar con un blazer o un cardigan, también un pañuelo o bufanda. Este look nos puede servir tanto para turistear como para una comida en un restaurante un poco más elegante.



Tercer look


Aquí es cuando yo pondría toda la carne del asador. Haría un look muy especial de dos piezas. Por ejemplo, la blusa que hemos hablado antes, combinado con unos pantalones mucho más formales que unos tejanos. También le añadiría unos botines de tacón, aunque os quiero hablar de los accesorios al final. Este look me lo reservaría para ir a cenar el día de mi cumpleaños, por ejemplo.



Cuarto look


Este cuarto look me sirve para cerrar el círculo y crear un outfit muy parecido al segundo. En el segundo hemos cogido algo más cómodo como un tejano y lo hemos combinado con una blusa romántica, que ha hecho que el look sea un poco más especial. Ahora yo cogería esos pantalones formales y los combinaría con el suéter que hemos hablado en el principio. Si queremos que sea un look mucho más informal cambiaría los botines por unas deportivas.



Accesorios

Después de todo este rollo tenéis que tener en cuenta que tanto los accesorios, como nuestro peinado o maquillaje pueden hacer que un look de día pueda pasar a ser un look de noche mucho más especial. ¿Y cómo lo logramos?

Hay que tener en cuenta que vamos con una maleta de cabina y que no nos podemos llevar medio armario. Yo me llevaría unas deportivas y unos botines de tacón pero cómodos, que ambos me sirvieran para andar mucho. Las deportivas nos darán una imagen más cómoda y los tacones nos darán una imagen más formal.



Esto también lo podemos lograr con distintos bolsos. Yo optaría por un bolso grande o mochila. Hay algunas compañías aéreas que aparte de la maleta os dejan llevar una mochila y está no serviría como parte de equipaje. Cuando lleguemos a nuestro destino yo la usaría para turistear y meter dentro la cámara, la botella de agua, … Y para la noche de mi cumpleaños cogería un bolso mucho más especial. Pero que además le podemos dar otra utilidad, como la bolsa de los cargadores dentro de la maleta por ejemplo.



Otros accesorios a tener en cuenta, que pueden realzar un outfit de noche son unos pendientes especiales o aquel collar que nos gusta tanto. Con el maquillaje pasa igual: un maquillaje más oscuro o más recargado se verá como un look más arreglado. Podéis buscar en Google cómo pasar un maquillaje de día a un maquillaje de noche, hay mil opciones.

Una última cosa que no os debéis olvidar de meter a la maleta y que también os puede ayudar si necesitáis una camiseta o pantalón de más es el pijama. Si como pijama os lleváis una camiseta básica que es cómoda pero a la vez la podéis llevar por la calle mucho mejor. En cuanto al pantalón, en viajes de clima frío, os recomiendo unas mallas térmicas. Estaréis la mar de cómodos en casa y si necesitas una capa extra para salir a la calle os vendrá muy bien. 

Como último Anna me contó que estaba preparando una bolsa con medicamentos. Yo que he viajado con ella debo reconocer que es de ese tipo de personas que van preparadas para el mundo moderno. En este enlace os dejo lo más importante que tiene que contener vuestro neceser de viaje.


Y una vez más queda demostrado porque me gusta tanto hablar de maletas en el blog de Instantes de Tiempo. Porque aprender a combinar nuestro armario de esta manera nos hace optimizarlo al máximo. Aparte de que yo me lo he tomado como un reto y como un juego y me lo he pasado muy bien. Y a fin de cuentas si Anna siente que se ha dejado algo estoy segura de que lo podrá comprar en cualquier supermercado. Déjame comentarios cuál sería vuestro mejor consejo y si os atreverías con un viaje sorpresa.

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario