domingo, 26 de enero de 2020

¿Por qué a los jubilados les gusta tanto el Imserso?

El fin de semana pasado acompañé a mi padrina a Marina d'Or donde va a pasar unos días con la Imserso. Así que aproveché este fin de semana que pasamos juntas para que me contara por qué les gusta tanto el Imserso. Así que aquí van sus confidencias. Por cierto, padrina es como se les llama a los abuelos en Lleida y ella no quiere que la llamemos de otra manera. 



Antes de empezar, yo sabía que el Imserso (bueno creo que ahora se llama Mundiplan o algo así porque lo cambian de nombre cada dos por tres) surgió como solución a un doble problema. Por un lado había todo el sector hotelero de sol y playa casi en banca rota en invierno, porque nadie iba de vacaciones a Oropesa del Mar por ejemplo. Y por el otro lado había un sector de la población, los jubilados, desatendida. Así que decidieron llenar los hoteles con unas buenas ofertas para jubilados.



Mi padrina me contó que para poder acceder a estas ofertas tienes que pedir ser miembro de la Imserso, como matricularte. Ingenua de mí creí que cuando te jubilabas te llegaba a casa un starter pack con el Imserso incluido. Su primer viaje fue recién jubilada con mí padrí y unos amigos suyos en Caletillas, Tenerife. Supongo que le gusta tanto que después de todos estos años sigue repitiendo.



El primer atractivo que tiene es que el régimen de alojamiento es pensión completa más bebidas. Tienen un plato caliente en el desayuno, comida y cena. Además de las bebidas. Muchos de ellos les resulta más económico esto que tener que ir a comprar ellos mismo y cocinar (o pagar a alguien que lo haga) en sus casas. ¡Y además están acompañados!



Otra cosa que me parece muy curiosa, que no solemos ver o usar cuando nosotros vamos de viaje es el servicio sanitario. Los jubilados son un grupo de la población que hay que cuidar mucho. Tienen revisiones al médico o a la enfermera. También hay algunos hoteles que además son balnearios y les ofrecen tratamientos a medida. En definitiva que están muy bien cuidados. 



A parte de todo esto, los hoteles ofrecen actividades durante todo el día y toda la noche: gimnasia, manualidades, bailes, espectáculos, ... Y si todo esto no es suficiente también organizan excursiones, pagando un extra. Mi padrina por ejemplo dice que ya ha visto suficientes excursiones y a su edad se cansa más. Pero si es tu primera vez a Málaga, por ejemplo, puede ser una buena idea visitar la ciudad. 



La guinda del pastel es el precio. Toda esta oferta la hacen a muy buen precio para no tener que cerrar los hoteles en verano e incentivar a los jubilados a viajar. Mi padrina por ejemplo le encanta estar en compañía, que le sirvan las comidas o le limpien la habitación, ... Además que los inviernos en Lleida son muy duros y ella prefiere ir a ver el sol.



Pero como resumen de todo esto lo importante para mí es que mi padrina esté bien cuidada y que este feliz. Además espero poder llegar a su edad igual de bien y tener la oportunidad de irme de vacaciones a hoteles "tan modernos" como ella dice. ¡Os deseo que tengáis una feliz semana!


Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario