domingo, 8 de diciembre de 2019

Trabajar en Sagrada Familia

Este verano, Albert estuvo trabajando en Sagrada Familia. Así que nos invitó a ver la basílica. Quisimos aprovechar para hacer un vídeo explicando su trabajo allí pero fue un auténtico caos. Al final yo escuchaba la audioguía y mientras comentaba lo más interesante a la cámara también se lo explicaba a mi Padrina. Así que, como tengo una segunda oportunidad aquí en el blog he querido hacerle una entrevista para que podáis apreciar la cantidad de gente que trabaja para hacer posible la visita al monumento. Algunas de estas preguntas son de mis seguidores de Instagram, lo digo por si vosotros también queréis participar. 



¿Por qué quisiste trabajar en Sagrada Familia?


En realidad no quería trabajar allí concretamente. Simplemente me llamaron y vi que me “tocó”. Una vez ya me lo confirmaron pensé que sería una oportunidad para aprender nuevas cosas sobre este monumento que es tan importante para Cataluña como para Barcelona. 

¿En qué consistía tu trabajo exactamente? 


Era muy simple. Hice dos secciones diferentes en los cuatro meses que trabajé. La primera era lo que llamamos “Grupos” y consiste en repartir unas audioguías a grupos de 20-30 personas y un transmisor al guía principal. Era algo cansado porque era muy mecánico y podías llegar a repartir más de 800 en un día. En la segunda sección se llama “Individuales” y es repartir audioguías a personas que, con la entrada, les venía incluida la audioguía. 



Aquí era ir a saco y repartir un montón. Era un poco lucha a contrarreloj porque en Sagrada Familia entra un montón de gente (y cuando digo un montón es colas larguísimas y gente que debía reservar como con días de antelación). En resumen, repartir audioguías, revisar el mantenimiento de los dispositivos, atender al público y llevar un inventario.

¿Cuántos erais trabajando en un mismo turno? 


Pues depende. En grupos eramos normalmente 5 personas pero en individuales podíamos llegar a ser 10 o 12. Los coordinadores iban de una sección a otra ayudándonos como podían. 



¿Qué otras empresas trabajan en Sagrada Familia? 


Pues a parte de la que a mí me contrató: ProSegur, Eulen, Magma Cultura y muchas otras que no recuerdo o que incluso desconozco. Hay un montón de gente trabajando allí dentro. Es de locos la economía y la planificación que debe llevar gestionar algo como Safa. 



¿Que era lo mejor de trabajar allí? 


Es un trabajo muy mecánico y siempre es lo mismo. La atención al público me encantaba y ver a algún “guiri” más perdido que los adolescentes que llevaba cuando era profe es para reír un buen rato. Nunca te llevas trabajo a casa y eran muy estrictos con lo que no hicieras horas extra. También te daban muchas opciones de horarios diferentes para compaginar. 

¿Qué es lo que echas de menos? 


A los colegas del trabajo. Había muchos chicos más jóvenes que yo que estudiaban a la vez que trabajaban en SAFA y eran un encanto. 



¿Que era lo peor de trabajar allí? 


La cantidad de trabajo y la remuneración. No dejas de ser una bisagra más del engranaje y si no cumples te pueden sustituir con un chasquido de los dedos. Tienen mucha mano de obra joven y, claro, eres prescindible. Yo acababa muerto y por lo que cobraba tampoco es que fuera mucho. Si quieres formar una familia pues no creo que sea el trabajo adecuado. A parte te tocaba currar domingos y sábados lo que no es algo que me agrade mucho. 



¿Cómo encontraste esta oferta de trabajo y que recomiendas a otra persona que quiera conseguir este trabajo?


Infojobs. Conseguir este trabajo no es para nada difícil. Buscan gente constantemente y solo te piden buena presencia, si tienes tatoos o piercings deberás esconderlos y poco más. Ser educado y buen profesional.



Quiero agradecer a Albert su participación al blog de Instantes de Tiempo con su testimonio en primera persona sobre lo que significa trabajar en un espacio turístico y dar a conocer todo el trabajo que hay detrás. Muchas veces no somos conscientes de todo el trabajo que genera nuestras vacaciones ni le damos el valor que se merece. Dejadme en comentarios si alguna vez habéis visitado la Sagrada Familia o si os gustaría. ¡Qué tengáis una feliz semana!

Albert y Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario