domingo, 1 de diciembre de 2019

Lluís Domènech i Montaner i el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

En Instantes de Tiempo no nos movemos de Barcelona y hoy os invito a visitar el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Al igual que el Castell de Montjuïc aprovechamos el primer domingo de septiembre para visitarlo gratuitamente. Ya que en el canal de YouTube vais a poder verlo por dentro he querido aprovechar el blog para hablaros de porque se le concedió la construcción de este nuevo hospital el Lluís Domènech i Montaner.



Este señor no se le puede etiquetar solo de arquitecto por qué fue además historiador, humanista, político, diseñador de tipografías, encuadernador de libros, ilustrador y un largo etcétera que caracterizaba a los hombres ricos de la Renaixença Catalana.

Sus inicios:


Nació en una familia adinerada que le permitió estudiar física, matemáticas y arquitectura. No solo en su ciudad natal, Barcelona, sino también en Madrid. Cuando terminó sus estudios hizo un viaje por Europa para conocer las tendencias arquitectónicas. Al regresar a Barcelona sentó cátedra en la escuela de arquitectura de Barcelona.

Los jardines que comunican los pabellones y dan luz al subterráneo.


Su carrera como político empezó muy joven y creció como la espuma. Enseguida mostró un perfil muy catalanista y, también, una actitud muy disconforme hacia los políticos más conservadores catalanes. Fue una figura política muy importante tanto en Cataluña como en España. Impulsó el catalanismo a través del partido político de la Lliga Regionalista durante el siglo XIX.

Pasillo del edificio principal


Gracias a su actuación política y sus investigaciones la llevaron a presidir el Ateneu Barcelonès, los Jocs Florals, la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi, … Como podéis ver en aquella época la política y la cultura estaban muy relacionadas entre si.

Su arquitectura


Con su fantástica carrera como arquitecto, incluido una buena lista de contactos, no es de extrañar que fuera uno de los arquitectos favoritos del modernismo catalán. Con motivo de la Exposición Universal de 1888 reciben algunos encargos de Elies Rogent, director de la escuela de arquitectura, director de las obras de la exposición y un buen amigo suyo.

De fondo el tocho característico de las obras de Domènech i Montaner


Desde entonces su arquitectura se extendió por diversas poblaciones catalanas como Reus y Olot así como inspiró a otros arquitectos europeos, como Berlage en el edificio de la bolsa de Ámsterdam. Es a partir de entonces que construye sus tres grandes obras: el Instituto Pere Mata, el Palau de la Música Catalana y el Hospital de Sant Pau, que es el que nosotros visitamos.

Fachada principal del recinto modernista


El proyecto del Hospital de Sant Pau nació de una preocupación de las condiciones sanitarias en la gran mayoría de ciudades de Europa. Domènech estudió las distintas soluciones que se llevan a cabo en otras ciudades y creó un proyecto higiénico-arquitectónico único hasta el momento.

Detalle de los pasillos subterráneos


Cómo podéis ver en el canal de Instantes de Tiempo, el hospital se construyó con pabellones aislados pero conectados subterráneamente. Todo ello decorado con los elementos típicos modernistas, que él ya usaba en sus otras obras.

El interior de uno de los pavellones


Así que por un lado sí que es verdad que se le dio la oportunidad de construir este hospital por la educación que recibió y sus contactos que hizo a lo largo de su carrera. Pero también es verdad que el Hospital de Sant Pau, no solo es una obra arquitectónica única, sino también un hospital de vanguardia en el momento.



Eso es todo por hoy, me encantan los días así en el blog porque me ha hecho descubrir un personaje al que quiero seguir investigando. Así que si os habéis quedado con ganas de saber más a mí me encantaría haceros una ruta por sus obras y seguir aprendiendo de este genio. La semana que viene veremos otro edificio singular de Barcelona: La Sagrada Familia, aprenderemos cómo es trabajar en un monumento turístico. ¡Qué tengáis una feliz semana!

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario