domingo, 29 de diciembre de 2019

10 libros que nos han cambiado la vida durante estos 10 años

Como el año pasado tuvo tanto éxito el articulo sobre el reto de leer más este año le pedí a Noemí repetirlo acerca de libros para el especial de estas navidadesHace unos días estábamos hablando acerca de en unos pocos días se va a terminar, no solo un año, sino también un decenio. Pensar en cuántos libros han pasado por vuestras manos durante estos diez últimos años. Cuales han sido aquellos que os han marcado de una forma especial. Así que hoy os traemos los diez libros que más nos han marcado durante estos diez años.


También sería genial que vosotros dejarais en comentarios al libro que más os ha marcado durante estos últimos diez años.

El cazador del desierto


En 2010 estaba estudiando 3o de ESO, y siempre intentaba pasarme por la biblioteca del centro a buscar algún libro. Este me gustó mucho desde la primera página y al final fui a la librería a comprármelo para poder releerlo tantas veces como quisiera.



Las protagonistas son 3 amigas, estudiantes del antiguo plan de educación que incluía BUP y COU (así que eran estudiantes de 4o de ESO, creo) en un instituto de Getafe. La historia trata de como una de esas 3 chicas, Irene (la que siempre saca sobresalientes) se hace “amiga” de un chico al que todos consideran como peligroso y una mala influencia. Pero no todo es blanco y negro, a veces hay que mirar más allá. 

El laberinto de la felicidad


En 2010 yo estaba estudiando bachillerato y no lo lleva muy bien. Pase una temporada muy mala y descubrir los libros de Álex Rovira fue un gran alivio para mí. El primer lo encontré en la librería Abacus, era pequeñito de color naranja y se llamaba “El laberinto de la felicidad”. Trataba de una chica, que como yo en ese entonces, no lo estaba pasando nada bien y cae dentro de un laberinto donde aprenden lecciones muy valiosas para nuestra vida.



La Niña de los Tres Nombres


No recuerdo exactamente cuando leí este libro… Lo que sí que recuerdo es que me entusiasmó. Esta historia tiene como protagonista una niña pequeña, judía, durante la II Guerra Mundial que tiene que ve que su familia se separa y cada uno va a un lado para intentar salvarse. Una de las cosas que más me gustó de esta historia es que entre sus páginas hay imágenes de las cartas que su padre le enviaba para mantenerse en contacto; son muy bonitas. No os voy a contar el final, porque merece la pena leerlo.



Anna Karenina


Cuando terminé el instituto empecé a estudiar la carrera de turismo. Durante aquella época me apunte hacer algunos cursos. Uno de los que recuerdo con mayor cariño fue las clases de literaturas impartidas por Laura Borrás que nos transmitió su gran pasión por los libros. A través de sus clases yo también me leí los grandes libros de la literatura. Literalmente iba a los exámenes de la universidad con el tocho de Ana Karenina en la mochila. Reconozco que no es un libro fácil de leer y qué fue de mucha ayuda leerlo juntos en clase.



Jugar con el corazón; la excelencia no es suficiente


Leí este libro cuando estaba en 2o de Bachillerato. Me lo dio mi hermano, que había tenido a este escritor como profesor en la Universidad de Barcelona. Hay que decir que no es una novela y no es ninguna gran obra literaria, pero es que ese no es su objetivo. El libro está escrito en lenguaje sencillo y directo porque lo importante es el mensaje. Como bien dice el título, lo importante no es ser excelente, sino tener buena actitud. Disfruté leyendo este libro porque me motivaba. Ya sabéis que el bachillerato y la selectividad son duros… Y en esos años era competidora, y la motivación es un elemento esencial.



Todo bajo cielo 


Como bien sabéis lo que sois más fans de Instantes de Tiempo mi altura favorita es Matilde Asensi. Uno de los libros que más recuerdo fue leerme “Todo bajo el cielo” en mi viaje a Ucrania. Es un libro que te descubre la cultura china por un lado y por el otro te enseña el valor de la resiliencia, por más duro que se ponga el camino de vida de la protagonista la única opción de seguir Adelante es adaptarse y superar los obstáculos.



The Adoption Papers 


Este libro me lo recomendó una profesora en la universidad, porque podría irme bien para el TFM. Aunque al principio me costó un poco adaptarme al estilo, al final acabó por gustarme. Además, me sirvió para adentrarme en el género de la poesía contemporánea, que a diferencia de la “clásica”, no tiene un objetivo estético sino que es más directa y se centra en el mensaje.



El libro es una obra biográfica escrito por una mujer negra de Reino Unido que cuando era bebé fue adoptada por un matrimonio blanco de Escocia. La historia está contada desde 3 puntos de vista: el de la niña, el de la madre biológica y el de la madre adoptiva.

Me pareció muy interesante porque nunca antes había leído poesía de este tipo, y me despertó la curiosidad.

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea 


De este libro ya os hable el año pasado. El año pasado murió a una persona muy especial para mí y pasado algún tiempo este libro llegó a mis manos. Muchas veces leemos a cerca de qué le pasa a la gente cuando se muere, o los manuales de cómo sobrevivir a una pérdida. Este libro va mucho más allá de todo eso: explica como la muerte de una niña rompe una familia y como cada uno de ellos soporta la muerte de ella, siendo más importante los que se quedan que el trágico accidente que ella sufre. 



La Meva Història


Este último libro es el más reciente, puesto que aún no lo he acabado… Al empezar el nuevo curso decidí que quería adentrarme en el género de la biografía, ya que nunca había leído ningún libro de este tipo y tenía curiosidad.



Elegí la historia de Michelle Obama porque es alguien a quien admiro. Me parece una mujer muy fuerte, inteligente y trabajadora. Hace tiempo que la sigo en las redes sociales y quería saber más de ella, sobretodo si era ella quien me lo contaba. Y estoy disfrutando mucho la lectura. Además, también estoy aprendiendo como funciona el hecho de ser Primera Dama y madre de dos niñas pre-adolescentes, y tener a todo un país pendiente de ti.

Americanah 


El último libro que me leí este año fue “Americanah”, que lo presentó Noemí en el vídeo del año pasado. Tenéis igual que hi ha en que es un libro que te engancha y no se hace pesado aunque tenga más de 600 páginas que tenga. Y al igual que ella, coincido que es un libro que me ha cambiado la forma de pensar sobre la sociedad de hoy en día en cosas tan triviales como que ahora me miro las peluquerías de forma distinta. Pero que el final me disgustó muchísimo.



Estos han sido los libros que más nos han marcado durante este decenio a Noemí y a mí. Dejarnos en comentarios si coincidimos en algún libro o si deberíamos leernos algún otro libro que nos recomendáis. Os veo mis redes sociales para recordar este año en Instantes de Tiempo y también podéis leer el resto de la lista en el blog de Instantes de Tiempo.


Os deseamos un feliz año nuevo y un magnífico principio el año 2020.


Noemí y Adriana



domingo, 22 de diciembre de 2019

Cinco planes navideños en Barcelona

Buenos días a todo el mundo. Yo siempre recuerdo la Navidad en casa, casi sin salir a fuera y a veces un poco agobiada. Comentándolo con Anna pensamos en cinco planes para vivir una Navidad especial en Barcelona. Así que aquí os van algunos planes muy interesante:



Los mercados navideños


En Barcelona hay tres mercados muy importantes. El más famoso es el Mercat de Santa Llúcia, situado en frente de la Catedral de Barcelona. Es el que fuimos a visitar con Anna y está abierta hasta el 23 de diciembre. Este año conmemoran 233 años de la feria navideña más antigua y popular de toda Cataluña. Pero además está el de Sagrada Familia, está especializado en árboles de Navidad y decoración navideña, y el otro es la Fira de Reis de Gran Vía, el mercado de juguetes que está cada año en Gran Vía y está abierto hasta Reyes. 

Mercat de Santa Llúcia


El belén de Plaça Sant Jaume


Cuando yo era pequeña era una tradición ir a ver el pesebre de la Plaça Sant Jaume pero hoy en día es tan polémico que hay que ir a verlo si o si. Para los que no sepáis de qué va el tema, el año pasado, el niño Jesús era una silla. Este año no se han molestado en sacar el belén de las cajas donde lo guardan. Hay un montón de gente allí, a unos les gusta, otros no, también los hay que no lo entienden.

En la Plaça Sant Jaume la artista Paula Bosch presenta una propuesta moderna


Para los más puristas recuerdo que también había un belén en la catedral aunque este año no recuerdo haberlo visto. También hay uno impresionante en el Museu Frederic Marès y otro en el Monestir de Pedralbes, ambos hechos por la Associació de Pessebristes de Barcelona.

Tomar un chocolate caliente en el Petritxol


El sinónimo del Carrer Petritxol es chocolate con churros. Esas antiguas cafeterías con mesas de mármol llenas de gente con camareros con pajaritas. Las hay de todos los sabores y si no queréis churros hay muchas otras opciones. Esperaba que hiciera más frío estas navidades, pero la verdad que después de deambular por el barrio gótico toda la tarde fue fantástico sentarnos a tomar un chocolate caliente. 

Anna y yo nos tomamos un chocolate con churros al terminar la jornada 


Hacer la carrera de la Cursa dels Nassos


Otra tradición navideña muy típica en Barcelona es la Cursa dels Nassos. Se celebra el 31 de diciembre y se llama así porque participan solo las personas que tengan tantas narices como días le queden al año. No lo he podido incluir en el blog porque tenía que esperarme hasta el 31 para grabarlo. En otras localidades la llaman la San Silvestre. Y yo la corría cuando iba a la universidad. ¡Como pasa el tiempo!

La noria de la feria del puerto


Visitar el mercado navideño del puerto


De otro lado, la ciudad de Barcelona, trae novedades este año. Para dinamizar toda la zona del puerto han inaugurado una feria allí con una gran noria y muchas luces. También hay conciertos. Si queréis pasar una buena tarde y disfrutar de las luces de Navidad os recomiendo ir allí. 


Déjame en comentarios que os gusta vosotros hacer en Navidad con vuestros amigos. La semana que viene va a venir Noemí al canal a hablar de libros, ¡ya tengo ganas de verla! 

¡Feliz Navidad!


Adriana

domingo, 15 de diciembre de 2019

10 ideas que regalarle a un Wanderlust

Hoy empezamos el especial de Navidad en Instantes de Tiempo, que durará hasta el primer fin de semana de enero, la noche de Reyes (que ganas que llegue ya). Y hoy vengo muy bien acompañada de mi madre. Os venimos a traer algunas ideas originales para regalarle a un wanderlust (o alguien que le guste viajar tanto como a nosotras). ¿Qué os parece si vamos empezando?



Organizador de equipaje


Como ya visteis en mis anteriores viajes el organizador de equipaje (esas bolsas para ordenar las cosas que nos llevamos en la maleta) me era muy útil pero de muy mala calidad. De hecho se rompió la cremallera y me intenté hacer uno pero el resultado no es muy bueno. Así que ahora estoy buscando una mejor opción.


Neceser de líquidos


IKEA es de esas tiendas que, o te encantan y te quedarías a vivir allí para siempre o las aborreces y huyes en dirección contraria cada vez que ves esas letras amarillas. Por desgracia de Albert yo soy de las primeras. Una de las veces que fuimos me compre su neceser de líquidos y, como ya os comenté en el viaje a Oberhausen, me fue genial. Es algo que os recomiendo mucho si soléis viajar en avión. Su formato tan plano me permite ponerlo en el neceser normal y sacarlo en el control sin tener que abrir toda la maleta. 



Adaptador eléctrico


¿Quién no ha llegado a Londres y se ha dado cuenta que se ha dejado el adaptador en casa? A veces algo tan tonto como esto nos puede ocurrir. Luego es toda una aventura encontrar otro y que no te tomen el pelo con el precio. Por eso yo tengo uno de estos en la maleta y no sale nunca, aunque vaya de viaje de fin de semana al pueblo. Además este tiene la opción de puertos USB. Porque como dice mi madre, hoy en día viajamos con muchos aparatos electrónicos que necesitan ser recargados cada noche. 



Batería externa


Muy relacionado con el tema anterior son las baterías externas o power banks, también conocidas como salvavidas de tu móvil después de todo un día turisteando. Es un regalo muy socorrido cuando no conoces muy bien a la persona que se lo vas a regalar. Las hay que vienen con el cable incorporado y, también, de carga inalámbrica, por si eres de los que se lo dejan siempre en casa como yo. También las tenéis que son super delgadas para guardarlas en un bolsillo del bolso y es como si no llevaras nada. Y si nos ponemos en plan profesionales las hay que son de gran capacidad para cargar cualquier tipo de aparato, incluso varios a la vez. Eso ya depende de lo que queráis y de vuestro presupuesto. Os dejo un articulo muy interesante aquí


Bascula de maletas 


Aquí en el blog siempre hablamos de como hacer maletas de una forma mucho más sencilla y fácil. Sin tener que terminar arrastrando pesados bultos por las calles del mundo. Como dice mi madre tenemos la suerte de vivir en un momento de la historia que podemos comprar casi cualquier cosa en casi cualquier lugar. Pero si aun así insistís en llevaros todo el armario de vacaciones os resultará muy útil este tipo de básculas para evitar pagar de más en los aeropuertos. 



Cojines


La verdad es que la primera vez que intenté, porque no lo logré, dormir con uno de esos cojines de viaje no fue una buena experiencia. Por suerte para todos nosotros la industria de los cojines de viaje ha mejorado y mucho. Me sigue pareciendo muy mono el que os enseñé de Kikkerland pero en el canal de Hey Nadine pude descubrir muchos más.



Billetero


Cuando trabajé en el aeropuerto aprendí que hay dos tipos de viajeros: los que llevaban todos sus documentos ordenados y los que te los entregaban arrugados, incluso una vez con sangre… Así que por el bien de todos llevemos los documentos importantes todos juntos y ordenados. Es mucho más fácil con este tipo de billeteros.



Paraguas


Reconozco que no soy mucho de paraguas. Si llueve con una gorra voy bien y si llueve mucho una cafetería es una buena solución. Pero el año pasado me regalaron un paraguas que se abre al revés. Lo llevo en el coche cuando va a llover y cuando salgo lo puedo abrir antes de salir del vehículo. También es muy práctico en el sentido que cuando se cierra, la parte mojada queda dentro y no vas dejando rastro. Solo acuérdate que cuando llegues a casa hay que abrirlo y dejarlo secar como cualquier otro paraguas. Es muy útil y va muy bien. Además que es algo que todo el mundo usó, un día u otro.



Lavadora portátil


Cuando lo escuche por primera vez no me lo podía creer. Hey Nadine presentó en su canal una lavadora para aquellos que suelen ir de Hostels, Campings o caminatas de senderismo de varios días, en definitiva para aquellos que no tienen acceso a una lavadora. El resultado no es muy profesional pero cumple sus funciones. El inconveniente que yo le veo es que puedes lavar poca ropa y necesitas agua y un desagüe. Pero para hacerle una broma a alguien no está nada mal.



Tumbonas por aire


¿No sé si conocéis esas bolsas de plástico, que cogen aire las cierras muy rápido y ya tienes un lugar donde tumbarte? Yo lo vi una vez en Juan Pedro TV, aunque ahora no encuentro el vídeo, donde se queda parado en un aeropuerto y se hace una siesta en uno de esos. Desconozco si una vez dobladas ocupan mucho o poco pero es una idea ideal si sabes que te va a tocar hacer escalas muy largas o situaciones similares. 



Bonustrack


Y así como en los antiguos CD’s os traigo una última opción, ya sea porque me inspiráis cada día más o porque me han entrado remordimientos de un capitalismo consumismo voraz. Pero el mejor regalo que le podéis hacer a un wanderlust es un viaje juntos. Lo más valioso hoy en día es el tiempo y pasar tiempo con los vuestros, aunque sea en la vuelta de la esquina, es el mejor regalo de todos.



Por favor, dejarme abajo en comentarios qué os gustaría que os regalasen a vosotros estas Navidades. Nos vemos en todas mis redes sociales y la semana que viene os traigo cinco planes navideños en Barcelona. ¡Qué tengáis una feliz Navidad!

Adriana

domingo, 8 de diciembre de 2019

Trabajar en Sagrada Familia

Este verano, Albert estuvo trabajando en Sagrada Familia. Así que nos invitó a ver la basílica. Quisimos aprovechar para hacer un vídeo explicando su trabajo allí pero fue un auténtico caos. Al final yo escuchaba la audioguía y mientras comentaba lo más interesante a la cámara también se lo explicaba a mi Padrina. Así que, como tengo una segunda oportunidad aquí en el blog he querido hacerle una entrevista para que podáis apreciar la cantidad de gente que trabaja para hacer posible la visita al monumento. Algunas de estas preguntas son de mis seguidores de Instagram, lo digo por si vosotros también queréis participar. 



¿Por qué quisiste trabajar en Sagrada Familia?


En realidad no quería trabajar allí concretamente. Simplemente me llamaron y vi que me “tocó”. Una vez ya me lo confirmaron pensé que sería una oportunidad para aprender nuevas cosas sobre este monumento que es tan importante para Cataluña como para Barcelona. 

¿En qué consistía tu trabajo exactamente? 


Era muy simple. Hice dos secciones diferentes en los cuatro meses que trabajé. La primera era lo que llamamos “Grupos” y consiste en repartir unas audioguías a grupos de 20-30 personas y un transmisor al guía principal. Era algo cansado porque era muy mecánico y podías llegar a repartir más de 800 en un día. En la segunda sección se llama “Individuales” y es repartir audioguías a personas que, con la entrada, les venía incluida la audioguía. 



Aquí era ir a saco y repartir un montón. Era un poco lucha a contrarreloj porque en Sagrada Familia entra un montón de gente (y cuando digo un montón es colas larguísimas y gente que debía reservar como con días de antelación). En resumen, repartir audioguías, revisar el mantenimiento de los dispositivos, atender al público y llevar un inventario.

¿Cuántos erais trabajando en un mismo turno? 


Pues depende. En grupos eramos normalmente 5 personas pero en individuales podíamos llegar a ser 10 o 12. Los coordinadores iban de una sección a otra ayudándonos como podían. 



¿Qué otras empresas trabajan en Sagrada Familia? 


Pues a parte de la que a mí me contrató: ProSegur, Eulen, Magma Cultura y muchas otras que no recuerdo o que incluso desconozco. Hay un montón de gente trabajando allí dentro. Es de locos la economía y la planificación que debe llevar gestionar algo como Safa. 



¿Que era lo mejor de trabajar allí? 


Es un trabajo muy mecánico y siempre es lo mismo. La atención al público me encantaba y ver a algún “guiri” más perdido que los adolescentes que llevaba cuando era profe es para reír un buen rato. Nunca te llevas trabajo a casa y eran muy estrictos con lo que no hicieras horas extra. También te daban muchas opciones de horarios diferentes para compaginar. 

¿Qué es lo que echas de menos? 


A los colegas del trabajo. Había muchos chicos más jóvenes que yo que estudiaban a la vez que trabajaban en SAFA y eran un encanto. 



¿Que era lo peor de trabajar allí? 


La cantidad de trabajo y la remuneración. No dejas de ser una bisagra más del engranaje y si no cumples te pueden sustituir con un chasquido de los dedos. Tienen mucha mano de obra joven y, claro, eres prescindible. Yo acababa muerto y por lo que cobraba tampoco es que fuera mucho. Si quieres formar una familia pues no creo que sea el trabajo adecuado. A parte te tocaba currar domingos y sábados lo que no es algo que me agrade mucho. 



¿Cómo encontraste esta oferta de trabajo y que recomiendas a otra persona que quiera conseguir este trabajo?


Infojobs. Conseguir este trabajo no es para nada difícil. Buscan gente constantemente y solo te piden buena presencia, si tienes tatoos o piercings deberás esconderlos y poco más. Ser educado y buen profesional.



Quiero agradecer a Albert su participación al blog de Instantes de Tiempo con su testimonio en primera persona sobre lo que significa trabajar en un espacio turístico y dar a conocer todo el trabajo que hay detrás. Muchas veces no somos conscientes de todo el trabajo que genera nuestras vacaciones ni le damos el valor que se merece. Dejadme en comentarios si alguna vez habéis visitado la Sagrada Familia o si os gustaría. ¡Qué tengáis una feliz semana!

Albert y Adriana

domingo, 1 de diciembre de 2019

Lluís Domènech i Montaner i el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

En Instantes de Tiempo no nos movemos de Barcelona y hoy os invito a visitar el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Al igual que el Castell de Montjuïc aprovechamos el primer domingo de septiembre para visitarlo gratuitamente. Ya que en el canal de YouTube vais a poder verlo por dentro he querido aprovechar el blog para hablaros de porque se le concedió la construcción de este nuevo hospital el Lluís Domènech i Montaner.



Este señor no se le puede etiquetar solo de arquitecto por qué fue además historiador, humanista, político, diseñador de tipografías, encuadernador de libros, ilustrador y un largo etcétera que caracterizaba a los hombres ricos de la Renaixença Catalana.

Sus inicios:


Nació en una familia adinerada que le permitió estudiar física, matemáticas y arquitectura. No solo en su ciudad natal, Barcelona, sino también en Madrid. Cuando terminó sus estudios hizo un viaje por Europa para conocer las tendencias arquitectónicas. Al regresar a Barcelona sentó cátedra en la escuela de arquitectura de Barcelona.

Los jardines que comunican los pabellones y dan luz al subterráneo.


Su carrera como político empezó muy joven y creció como la espuma. Enseguida mostró un perfil muy catalanista y, también, una actitud muy disconforme hacia los políticos más conservadores catalanes. Fue una figura política muy importante tanto en Cataluña como en España. Impulsó el catalanismo a través del partido político de la Lliga Regionalista durante el siglo XIX.

Pasillo del edificio principal


Gracias a su actuación política y sus investigaciones la llevaron a presidir el Ateneu Barcelonès, los Jocs Florals, la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi, … Como podéis ver en aquella época la política y la cultura estaban muy relacionadas entre si.

Su arquitectura


Con su fantástica carrera como arquitecto, incluido una buena lista de contactos, no es de extrañar que fuera uno de los arquitectos favoritos del modernismo catalán. Con motivo de la Exposición Universal de 1888 reciben algunos encargos de Elies Rogent, director de la escuela de arquitectura, director de las obras de la exposición y un buen amigo suyo.

De fondo el tocho característico de las obras de Domènech i Montaner


Desde entonces su arquitectura se extendió por diversas poblaciones catalanas como Reus y Olot así como inspiró a otros arquitectos europeos, como Berlage en el edificio de la bolsa de Ámsterdam. Es a partir de entonces que construye sus tres grandes obras: el Instituto Pere Mata, el Palau de la Música Catalana y el Hospital de Sant Pau, que es el que nosotros visitamos.

Fachada principal del recinto modernista


El proyecto del Hospital de Sant Pau nació de una preocupación de las condiciones sanitarias en la gran mayoría de ciudades de Europa. Domènech estudió las distintas soluciones que se llevan a cabo en otras ciudades y creó un proyecto higiénico-arquitectónico único hasta el momento.

Detalle de los pasillos subterráneos


Cómo podéis ver en el canal de Instantes de Tiempo, el hospital se construyó con pabellones aislados pero conectados subterráneamente. Todo ello decorado con los elementos típicos modernistas, que él ya usaba en sus otras obras.

El interior de uno de los pavellones


Así que por un lado sí que es verdad que se le dio la oportunidad de construir este hospital por la educación que recibió y sus contactos que hizo a lo largo de su carrera. Pero también es verdad que el Hospital de Sant Pau, no solo es una obra arquitectónica única, sino también un hospital de vanguardia en el momento.



Eso es todo por hoy, me encantan los días así en el blog porque me ha hecho descubrir un personaje al que quiero seguir investigando. Así que si os habéis quedado con ganas de saber más a mí me encantaría haceros una ruta por sus obras y seguir aprendiendo de este genio. La semana que viene veremos otro edificio singular de Barcelona: La Sagrada Familia, aprenderemos cómo es trabajar en un monumento turístico. ¡Qué tengáis una feliz semana!

Adriana

domingo, 24 de noviembre de 2019

Castell de Montjuïc, en Barcelona

Durante muchas ediciones de Octubre&Castillos hemos viajado visitando muchos castillos. Pero no todos ellos se encuentran alejados del mundo. Así que para terminar este año me gustaría hacerlo con el Castell de Montjuïc, que se encuentra en Barcelona.



Los primeros indicios de este castillo fueron una torre que estaba arriba de la montaña y avisaba de la llegada de barcos al puerto de la ciudad. La fortaleza, tal y como la conocemos hoy en día, se construye durante la Guerra de sucesión en el siglo XIII. Fue tan importante este emplazamiento durante la Guerra que se construyó en tan solo un mes. El nombre de Montjuïc se lo da un antiguo cementerio judío, que quedó abandonado tras la expulsión sefardí del siglo XV.

Entrada principal al castillo


La guerra la gano Felipe V, un rey de origen francés. Él trajo consigo ingenieros franceses para que actualizaran el castillo. De hecho hasta el siglo XX el Castell de Montjuïc estuvo en constante actualización. Durante este período, Barcelona creció entre la ciudadela, al norte, y el castillo de Montjuïc, al sud. Una ciudad siempre vigilada.


Patio de armas y torre de vigía



A partir del siglo XIX, el castillo se empleó como prisión. Por todos es sabido que en esa época España vivía un momento político muy convulso. Así que es encarcela van a todas esas personas que pensasen diferente al gobierno, incluso se las torturaba o se las llegaba a fusilar. Esto fue así hasta 1960.



A partir de entonces el castillo pasó a ser el museo del ejército durante la dictadura de Franco. Finalmente en 2007 se empiezan los trámites para devolver el castillo a la ciudad de Barcelona.

Vistas a la ciudad de Barcelona


Actualmente se puede visitar el Castell de Montjuic, de vez en cuando dentro encontraréis algunas exposiciones temporales. Además en verano se hace cine al aire libre, en el foso. A mí personalmente lo que más me gustó fue su mirador. El precio de la entrada son 5€, aunque los domingos a partir de les 15:00 la entrada es gratuita. También es gratuita la entrada del primer domingo de cada mes.

Si queréis podéis visitar el castillo con una visita guiada, este tipo de visitas podéis entrar en lugares que no están abiertos al público: como los calabozos, la torre de vigía o la cisterna. La visita guiada cuesta 9€ y si queréis una visita guiada los días de acceso gratuito tan solo son 4€. Os dejo más información en este enlace.



Dejadme en comentarios cual ha sido vuestro castillo favorito de esta temporada y os deseo que paséis ¡una feliz semana!

Adriana

domingo, 17 de noviembre de 2019

Erasmus de Predjama y su castillo

Hoy os vengo a contar la historia de Erasmus de Predjama y su castillo. De vuelta a casa nuestro viaje a Rumanía pasamos por Eslovenia solo para ver el Castillo de Predjama. Lo descubrimos en 2013 y nos quedamos con muchas ganas de visitarlo.



Quizás para nosotros Eslovenia nos suene a un país aún muy desconocido. Pero este país se encuentra en un lugar privilegiado, entre los Alpes y el mar Adriático. Así que esta fortaleza no se alzó en Postojna por que si. 

Entrada al castillo


Primero se encontraba a camino entre los reinos italianos y austriacos. Después, se construyó dentro de una cueva, en frente de un precipicio de más de 120 metros de altura. Además, como era una buena fortaleza, se decidió en 1570 actualizarla creando una ampliación del castillo justo en frente de la cueva. Así que con semejantes características es normal que nuestro amigo Erasmus Lueger lo escogiera para esconderse y resistiera el asedio durante más de un año. 

Visto aquí


¿Y qué pasó para que este señor tuviera que esconderse en Predjama Grad? Como ya conocéis a Matías Corvino, el rey húngaro, os diré que este estaba en una guerra con el emperador austriaco Federico III de Habsburgo. Y nuestro amigo era muy amigo de los húngaros. Así, como si de un patio de colegio se tratara, el emperador austriaco mato a un amigo de Erasmus y este, en venganza, mató a un pariente austriaco. Así que no tuvo más remedio que esconderse en el Castillo de Predjama. 

La unión entre la montaña y el castillo renacentista


Así empezó el asedio a Predjamski grad. Los eslovenos fueron muy inteligentes. A pesar de tener un río, que muy probablemente lo intentaron contaminar, tenían un pozo de agua dentro de la cueva para proveer de agua a todo el castillo. La cueva también servía para entrar comida y demás cosas necesarias de las poblaciones cercanas a la fortaleza. Tal era la situación que Erasmus se permitía el lujo de enviarles regalos a sus asediadores. Estos creían que se trataba de magia oscura, que no era posible. ¿Como no se les ocurrió la idea de la cueva?

Este es el castillo primitivo, dentro de la cueva, custodiando el pozo


Lo curioso de esta situación fue que para terminar con dicho asedio sobornaron a uno de los criados. Este comentó que el punto más débil de el castillo era el lavabo, una habitación aislada en la terraza del castillo. Así que cuando Erasmus Lueger fue hacer sus necesidades le bombardearon. De hecho ver las piedras que se usaron, aún las conservan junto al baño. Si queréis saber más cosas sobre esta leyenda os dejo un enlace aquí.

Estas son las vistas del pueblo desde el castillo


Como todos los castillos que hemos visto en Octubre&Castillos este fue pasando de mano en mano. Además está tan cerca de las fronteras fue a veces un castillo italiano o austriaco. Finalmente, con la llegada de la Unión Soviética, se le devolvió al pueblo. Y después se abrió al público turísticamente. La entrada nos costó casi 14€, con audioguía incluida. Vale mucho la pena, la verdad.



Junto al castillo de Predjama también se pueden visitar las cuevas. Según me consta hay tickets combinados del castillo y las cuevas. Lástima que nosotros no tuviéramos tanto tiempo, pero seguro que volveremos a este castillo. Os sugiero que lo visitéis a primera hora porque es un castillo muy visitado, cuando nosotros fuimos era temporada baja, imaginaros. Déjame en comentarios si vosotros también os gustaría visitar este castillo y nos vemos la semana que viene con el último castillo de Octubre&Castillos. Que pases una feliz semana.

Adriana

domingo, 10 de noviembre de 2019

Matías Corvino y su castillo en Huneduara

Matías Corvino, nacido en el 1443 en Cluj-Napoca y fue rey de Hungría. Por ese entonces, los territorios húngaros llegaban hasta la zona ardeleana de Rumanía. En el siglo XV decide trasladar su corte a Huneduara (actual Rumanía), donde ya existía una fortaleza, construida por Carlos I de Hungría en 1315, que la había levantado sobre una antigua fortaleza romana. Este rey regaló el castillo a Voyk Hunyadiy. Fueron su hijo Ioan de Huneduara y su nieto Matías Corvino quienes le dieron las modificaciones más relevantes. Fue uno de los castillos más importantes del Reino de Hungría y una pieza fundamental para parar los ataques otomanos a la frontera húngara. 



Hablando de turcos, el Castillo de Huneduara cuenta con una fantástica leyenda digna de las novelas de caballería. Cuenta que el pozo lo construyeron tres otomanos, a los cuales se le prometió la libertad al finalizar su trabajo. Tal y como estáis sospechando el rey murió antes de ver terminado el pozo y su mujer no cumplió la promesa. Así que en el fondo del pozo los turcos escribieron: "Puedes tener agua pero no tendrás alma". 

Vista general del castillo

Lamentablemente los técnicos han hecho muy bien su trabajo y han descifrado lo que pone en el fondo del pozo, que no es más que las signaturas de los trabajadores. Aunque si os gusta inventaros historias de caballeros seguro que podéis encontrar inspiración en cada rincón del castillo.

El patio del castillo


Matías Corvino lo convirtió de una fortaleza a un palacio, añadiendo elementos renacentistas. Es un castillo muy bonito que baila entre el gótico tardío y los elementos renacentistas italianos que tanto le gustaban al rey húngaro. Este castillo fue habitado por al corte durante más de 400 años. Aún así os tengo que confesar que el castillo ha llegado a nuestros días pasando por 5 incendios y quedando prácticamente en ruinas.

El salón del trono

Después de su abandono en el siglo XX, en 1974 (durante el período de Ceaușescu) se invirtió en una gran reforma. Actualmente la visita cuesta 30 Leu y si queréis hacer fotos y vídeos añaden 15 Leu más. Así que yo pagué unos 9€ por la visita. 

Escaleras de aceso a las torres

La visita por el Castelul Corvinilor es bastante fácil de seguir. Las indicaciones están tanto en rumano como en inglés. Tampoco es un castillo masificado se puede visitar con toda tranquilidad. Tened en cuenta que hay una parte del castillo que sigue siendo mucha fortaleza con un montón de escaleras y puentes colgantes.



Después de visitar el castillo Hunedoara nosotros fuimos a Turda, cerca de Cluj, que también lo podéis encontrar en el blog de Instantes de Tiempo. Solo puedo recomendar que si vas a ir cerca del castillo entréis y lo visitéis. De momento, ¿cuál es vuestro castillo favorito? ¡Que tengáis una feliz semana!

Adriana