domingo, 31 de enero de 2021

Real Monasterio de San Juan de la Peña

Cuenta la leyenda un joven noble llamado Otto iba de caza por estos parajes cuando avisto a un ciervo. El cazador corrió tras la presa, pero esta era huidiza y al llegar al monte Pano, se despeñó por el precipicio y él tras el animal. Milagrosamente su caballo se posó en tierra suavemente. Sano y salvo en el fondo del barranco, vio una pequeña cueva en la que descubrió una ermita dedicada a San Juan Bautista y, en el interior, halló el cadáver de un ermitaño llamado Juan de Atarés. Impresionado por el descubrimiento, fue a Zaragoza, vendió todos sus bienes y junto a su hermano Félix se retiraron a la cueva e iniciaron una vida eremítica. 




Podemos decir que el Real Monasterio de San Juan de la Peña, en verdad, son tres escenarios, repartidos por la carretera A-1603. Todo empieza en el pueblo de Santa Cruz de la Serós, y siguiendo una carretera de esas que cualquier motorista le encantaría disfrutar, encontramos en una curva el monasterio más antiguo de todos. Encontramos la semilla de la que nace el Real Monasterio de San Juan de la Peña, aunque yo recomiendo seguir subiendo la carretera, disfrutando las vistas y llegar hasta el monasterio nuevo, dónde podemos comprar las entradas. Además en el monasterio nuevo se encuentra un buen parking, con merenderos, dónde dejar salir correr a los niños y también una buena cafetería.

Cuando nosotros lo visitamos, en tiempos de Covid, aún se podía utilizar esa cafetería. Compramos las entradas, donde incluye la visita al Monasterio nuevo, la visita guiada al monasterio viejo y las entradas a las iglesias de Santa Cruz de la Serós. La visita guiada se realiza con mascarillas y apenas puedes estar una hora dentro, a nuestro parecer fue tiempo insuficiente para poder abarcar toda la historia que en ella contiene.

Mi parte favorita del monasterio es su claustro con sus maravillosas vistas. 


El monasterio fue construido alrededor del siglo X, parece ser que su origen es un pequeño centro monástico dedicado a San Juan Bautista. Estas montañas se empezaron a habitar después de la conquista musulmana, al construirse cerca de allí el castillo de Pano, alrededor del siglo octavo. Obviamente su localización particular, encastado en una inmensa peña, es lo que le hace tener esa aura mágica. Originalmente fue un monasterio mixto, aunque cuando su demanda popular creció se construyó el “monasterio femenino” por llamarlo de alguna manera en el pueblo de abajo y debajo la piedra solo quedaron los monjes. 

Este monasterio ha jugado un papel muy importante en el origen del reino de Aragón, tanto es así que dentro del monasterio viejo se encuentra el panteón real de los reyes de Aragón. El crecimiento del reino de Aragón desplazó el centro de poder hacia el sur, perdiendo la relevancia política del monasterio. Y empezando así, su deterioro. Tampoco ayudaron los incendios, el más devastador de todos ellos en el siglo XVII, duró 3 días y con él se perdió la habitabilidad necesaria para la vida monacal. Nos contaron que en la actualidad solo se conserva el 25% de lo que fue el Monasterio de San Juan de la Peña. 

A finales del siglo XVII se tomó la decisión de construir un nuevo monasterio.


Pero que eso no os engañe, porque el monasterio mantiene un incalculable valor artístico. En su interior destacan la iglesia prerrománica, junto a las pinturas de San Cosme y San Damián, del siglo XII. Luego está el panteón de nobles, una iglesia superior con la capilla gótica de San Victorian y luego está el Panteón Real, de estilo neoclásico, erigido en el siglo XVIII. Mi parte favorita del monasterio es su claustro con sus maravillosas vistas. En 1889 fue declarado Monumento Nacional, en 1920 es declarado como Sitio Nacional y en 2004 el Gobierno de Aragón lo declara como Bien de Interés Cultural.

A finales del siglo XVII se tomó la decisión de construir un nuevo monasterio, con unas mejores condiciones de vida para los monjes, que es donde os comentaba que sé encontraba el punto de venta de los tickets. Obviamente hoy en día y ya no vive ningún monje allí. 

De vuelta a Jaca nos paramos a visitar el pueblo de Santa Cruz de la Serós.


El Monasterio de San Juan de la Peña era parada obligatoria del Camino de Santiago, concretamente el Camino Francés a su paso por Aragón, y aunque hoy es un desvío que muchos peregrinos deciden visitar. Entre muchas de las leyendas que contiene sus muros, llama la atención la del Santo Grial, se comenta que los monjes del monasterio lo protegieron durante siglos después de que llegará a manos de San Lorenzo. 

De vuelta a Jaca nos paramos a visitar el pueblo de Santa Cruz de la Serós. Donde aún se pueden visitar las iglesias de San Caprasio y Santa María, ambas también del periodo románico. Podéis consultar los precios y horarios en su web.

Cómo curiosidad antes de despedirme, os diré que he leído que en todo el mundo solo hay un monasterio que se parezca al de San Juan de la Peña y se encuentra en Etiopía con un enclave muy similar. Os invito a visitarlo en cuanto sea posible y dejarme en comentarios si a vosotros también os ha gustado tanto como a mí. ¡Espero que tengáis una feliz semana!

Adriana

Páginas que os recomiendo:

domingo, 17 de enero de 2021

¿Qué diferencias hay?

 Una de las cosas más hermosas que me encontré a la hora de organizar mi boda fue compartir anécdotas y vivencias con mi madre y con mi padrina. Darme cuenta de que no tiene nada que ver organizar una boda hoy que en los años 50, cuando se casó mi padrina. 




Así que un día les propuse hacer un vídeo las tres juntas hablando sobre estas diferencias y a raíz de esto mi madre me enseñó por primera vez el vídeo de su boda. Solo por ello este vídeo vale mucho la pena, no os lo perdáis. 

Tanto mi madre como mi padrina tardaron cuatro y dos meses respectivamente en organizar sus bodas. Literalmente lo que tardaron en coser el vestido y que llegaran las invitaciones. En mi caso ya sabéis, que dadas las circunstancias, tardamos un par de años. Por supuesto, la persona que más no ayudó fue nuestras madres, incluso en cosas que ni siquiera había pensado que necesitaba. 

En lo que sí que coincidimos las tres, acerca del vestido es que los tres eran blancos. La de mi padrina lo diseñó y se lo hizo hacer por una modista. Mi madre lo diseño ella y junto a mi padrina. Y el mío lo compré en Cymbeline aunque os contaré más adelante en otro vídeo que voy a hacer dedicado tan solo al vestido.

Mi padrina escogió un ramo de flores naturales. En el caso de mi madre tenía muchísima obsesión de que no se le cayeran las flores, porque en la boda de mi tía fue lo que paso. Casualidades de la vida: a ella le pasó lo mismo en su propia boda. En mi boda eso no ocurrió. Tampoco tenía ningún diseño en especial. Así que se lo pregunté a la Alexandra, la wedding planner de la masía donde nos íbamos a casar, y me recomendó Flor de Té. Me gustó mucho el sitio. En un principio me lo iban a traer en la masía, junto a todas las otras decoraciones florales, pero después de lo que sucedió, Mario, que fue mi padrí de boda, fue a buscar el ramo y me lo entregó delante del ayuntamiento.

Mario, que fue mi padrí de boda, fue a buscar el ramo y me lo entregó delante del ayuntamiento.


Una de las anécdotas bonitas acerca de los ramos, es que se suele hacer con el ramo de la novia, después de la boda. En el caso de mi padrina se lo fue a llevar a la tumba de su padre. Mi madre sí que lo tiro junto a todas las solteras de la fiesta. Y en mi caso decidí entregárselo en mano, con discurso muy bonito, a mi mejor amiga. 

Ahora hablemos de la ceremonia. Mi padrina se casó en 1958, durante la dictadura de Franco, y en ese momento no había otra opción que casarse por la iglesia. Aunque sí que nos comentó que se iba unos días antes arreglar los papeles administrativos o lo que ahora llamaríamos “casarse por lo civil”. La curiosidad del asunto fue que mi padrina se le olvidó y cuando ya estaba saliendo de la Iglesia, su primo la vino a buscar, porque dijo que tenían que ir a la sacristía a firmar, porque realmente no estaban casados. Otra curiosidad de la ceremonia de mi padrina fue que ellos se tenían que casar en la Parroquia de Santa María del Carmen pero, como estaba en reconstrucción después de la guerra, la parroquia la habían trasladado en la sala de fiestas de lo que ahora se conoce Espai Funatic de Lleida.

La Parroquia de Santa María del Carmen pero, como estaba en reconstrucción después de la guerra.


Mi madre, aunque tuvo la opción de no casarse por la iglesia, se casó en la parroquia al lado de su casa y dice que siempre se ha arrepentido de ello. En nuestro caso, Albert no quería casarse por la iglesia ni nada parecido y al final nos terminamos casando al Ayuntamiento de Juneda, que es donde teníamos los papeles.

Ya pasando al convite, el de mi padrina fue en el restaurante La Masía. Por aquel entonces no es el restaurante que hoy conocemos y nosotros les trajimos los ingredientes y ellos los tenían que cocinar y servírnoslos. Compraron unos cuantos pollos vivos, los matamos y los preparamos, al final quedaron secos y horribles. Mi padrina siempre ha dicho que el aceite que les dieron para cocinar se lo quedaron para ellos. En los años cincuenta se solía hacer en casa pero como y van a ser unos sesenta comensales decidieron hacerlo en el restaurante.

Escogieron en un pequeño restaurante en Cabrera de Mar.

En el caso de mi madre escogieron en un pequeño restaurante en Cabrera de Mar, que lamentablemente ahora ya está cerrado, hicieron una especie de apuesta. Como ella cuenta, hablaron con el señor del restaurante y acordaron que servirían lo que pescaran esa mañana: si la pesca hubiera sido mala no hubieran tenido mucho que comer y les hubiera salido muy caro, pero tuvieron buena pesca y realmente la gente siempre me ha contado que comieron muy bien en su boda. Mi madre tuvo unos 80 invitados, un par de mesas más que mi padrina.

Como os contamos, nosotros tuvimos que escoger un restaurante a última hora y por suerte Albert tenía unos amigos que tienen el restaurante del Pati Blau. Aunque no supimos el menú hasta una semana antes de la boda, no temía por ello porque yo sé que allí se come muy bien. Nosotros íbamos a ser 100 pero al final nos quedamos con 25, que era la capacidad del restaurante con todas las medidas de seguridad.

A ella se lo hicieron en el restaurante de nata y chocolate.

Con el tema de la tarta decidimos contratar a otra empresa, porque como hoy en día no puedes probar el menú antes de contratar los servicios del salón de bodas, quisimos asegurarnos de que al menos el pastel estuviera bueno. Esto lo decidimos antes de contratar a Pati Blau. Aparte que ir probando pasteles por el mundo es algo que nos divertimos mucho y que os recomiendo hacer. Al final tuvimos un pequeño pastel para cortar a pesar de que a mí me hubiera gustado tener un pastel con varios pisos como tuvo mi madre. A ella se lo hicieron en el restaurante de nata y chocolate. y mi abuela no recuerda muy bien que sirvieron como pastel de boda.

Otro tema importante de las bodas son los fotógrafos. Mi padrina nos contó que no es algo típico en su época y mucho menos hacerse una preboda cómo se hace hoy en día. Lo que sí que contrataron un fotógrafo para la ceremonia, aunque en su caso llego tarde y tiene las fotos de final de la ceremonia y ya en el coche, pero no hay más fotos de la fiesta.

Mi madre, al igual que yo, quiso tener un buen fotógrafo así que pregunto a sus amigas. Dijo que era uno de las cosas más caras que se había contratado para ese día, pero que no sé arrepiente de nada. La verdad es que me gustan mucho sus fotos. En los años noventa se hacía un poco más como ahora: se hizo un reportaje de fotos en la ceremonia, luego se fueron a los jardines de Montjuic y por último el fotógrafo se quedó hasta el fin del convite.

Con Toni Prim quedaron unas fotos increíbles.

Por último, cuando nos tocó escoger a nosotros fotógrafo, hablé con algunas amigas que ya se habían casado y estuvimos preguntando precios y viendo estilos. Finalmente nos decidimos por Toni Prim, con el que habíamos trabajado antes. Lo primero que hicimos fue hacer una preboda, que nos fueron muy bien esas fotos para todo el tema de la página web que ya os hablaré más adelante. Y cuando llegó el momento la pandemia le pregunté como lo íbamos a hacer. Y estoy muy agradecido que Toni quiso venir a la boda. Aunque no pude invitar a todo su equipo y es algo que me duele mucho, el no tener un vídeo de mi boda. Pero aun así quedaron unas fotos increíbles, que estáis viendo en todo Instante es de Boda.

En la época de mi padrina no se hacía regalos a los invitados. Ya en los 90 con la boda de mi madre regalaron unas flores blancas y también se servían los puros. Se iba mesa por mesa entregando el detalle y era cuando el fotógrafo hacía la foto con todos los de la mesa. Por supuesto hoy en día está más que prohibido fumar en los locales y ya no regalamos puros.

Siempre bromeábamos de regalar como detalle nuestra boda las mermeladas Cal Senzill

Con Albert empezamos a hablar de casarnos muy al principio de nuestra relación, cuando él trabajaba algún fin de semana con Cal Senzill y siempre bromeábamos de regalar como detalle nuestra boda las mermeladas Cal Senzill, porque la verdad es que son increíbles. Y no es algo que se vaya a quedarse en un estante para sacar el polvo eternamente. Además El regalo de boda de ellos fueron todas las mermeladas que regalamos el día de la boda, fuimos un día a su casa y nos sacaron un montón de botecitos para elegir el diseño que más nos gustase y lo colocamos como parte de la decoración dentro de una maleta vintage de mi abuelo. Entregamos los saquitos con mermelada cuando los invitados se iban.

Por último y una de las mejores cosas de casarse fue la luna de miel. En la época de mi padrina, la gente no solía irse de luna de miel, sino que se iba a casa de algún familiar a pasar unos días fuera, pero tampoco muy lejos. Ellos escogieron una residencia de educación y descanso en Mallorca y pasaron unos 10 días. En la época de mi madre ya era más típico irse de viaje y cuanto más lejos mejor. Para ello contrataron un viaje organizado a Túnez y creo que fue el último viaje organizado al que asistió a mi madre; así que no os cuento nada más. En nuestro caso Albert me pidió que fuera sorpresa y os podéis imaginar que tenía organizado antes la luna de miel que la boda. Pero un mes antes nos cerraron las fronteras y fue aún más agobiante el hecho de no poder decirle nada Albert. No os preocupéis porque os voy a hacer un vídeo de cómo organizar una luna de miel o cómo lo hicimos nosotros más adelante.


Cómo podéis ver casarse significa lo mismo hoy que hace 50 años pero la forma de celebrarlo ha variado y mucho. Estoy muy contenta de que en mi época haya tanta libertad a la hora de escoger cómo casarse y con quién casarse. Espero que os lo hayáis pasado bien y que habéis aprendido un montón.

Adriana

domingo, 3 de enero de 2021

Cómo grabo el especial de Navidad

Este va a ser el último vídeo del Especial de Navidad y ya sé que llego tarde que estamos a mediados de enero. Creo que nos va muy bien venir todos los que vais a empezar en el mundo de YouTube y también a los que queréis empezar el año con buen pie. Vayamos al grano, no si os acordáis en octubre me entrevistó un chico que está haciendo el “Treball de Recerca” sobre YouTube. Antes de empezar me gustaría dedicarle este vídeo este chico.



Para los que no seáis de Cataluña este es un proceso por el cual pasan los alumnos de bachillerato para conseguir su título y se trata de hacer un trabajo donde uno se plantea una hipótesis y debe intentar demostrarla (o no) y luego presentar sus conclusiones delante de un tribunal.

Os parecerá divertido pero en mi época quise hacer un trabajo muy parecido al de este chico y en mi instituto me dijeron que los blogs eran una chorrada y que no iban a tener futuro. Así que lo termine haciendo sobre un proyecto de voluntariado del ayuntamiento de Lleida, muy interesante, del que no hablaremos hoy. 

Me pareció muy interesante el trabajo de este chico y os pregunté por Instagram si os gustaría que os explicará el proceso creativo de Instantes de Tiempo en un vídeo en el canal y a la mayoría os pareció bien.

¿De dónde sacamos las ideas?


¿Dónde sacamos inspiración los youtubers? No existe una bolsa mágica donde ir sacando ideas. De hecho hay dos tipos de youtubers: los que para ellos esto es un trabajo y sacan ideas debajo las piedras para no perder ni una sola publicación y los que esto es un hobby y nos es más importante transmitir buena onda en vuestras pantallas y si a veces si no estamos de humor no sacamos vídeo. 

Un buen consejo para estar siempre inspirados a la hora de crear vídeos es tener una temática bien definida de nuestro blog. En el caso de Instantes de Tiempo se trata de un blog de viajes. Y a partir de aquí no es un simple blog de viajes, sino que tiene muchos matices relacionados con viajar. Por ejemplo me apasiona los castillos y en octubre le dedicamos el canal solo a ellos. 

¿Por qué es tan importante elegir una sola temática o un tema muy bien definido? por las famosas keywords o palabras clave. Que no solo os ayudarán a la hora de escribir vuestro guion, sino también a la hora de hacer la descripción del vídeo, de posicionarlo en las búsquedas de Google, los hashtags de Instagram, hoy en día las palabras clave son las mejores tarjetas de presentación.


Las palabras clave son las mejores tarjetas de presentación


Si aún no tenéis muy claro de que queréis hablar en vuestro canal en internet hay un montón de listas con ideas genéricas de que hablar: ya sea en tutoriales o anécdotas personales. Luego de un vídeo normalmente me sale otro vídeo ¿os acordáis del vídeo donde os hablaba de mi colección de revistas? os explique que tenía revistas de Portugal y me di cuenta de que nunca os había explicado ese viaje. Entonces me queda pendiente un vídeo a Portugal. La última fuente de inspiración sois vosotros mismos chicos cuando ha bajado comentarios me dejáis que os explique mejor los nuevos tickets de transporte de Barcelona o los intercambios de casas o etcétera…

Una vez decidido sobre que queremos hablar lo que hago es organizarme. Por ejemplo si el mes de mayo de este año tiene cuatro domingos, pues yo ya sé que voy a tener que sacar cuatro vídeos y no tienen por qué estar relacionados entre sí. Lo que sí es muy importante es concentrarse solo en esos 4 vídeos y olvidarse del resto. Al igual que si me voy de viaje 6 días solo voy a intentar hacer 6 vídeos. Es importante que recordéis que no debéis abarcar demasiado. 

¿Y con cuánta antelación me planifico ese calendario? lo mejor sería estar grabando por ejemplo en septiembre lo que vamos a publicar en noviembre mientras ya tenemos listo para publicarse automáticamente los vídeos de octubre. Por eso lo ideal es grabar el Especial de Navidad en noviembre pero como me gusta hacerlo con la decoración de Navidad puesta no empiezo hasta principios de diciembre y por eso siempre voy muy justa. 

¿Y con cuánta antelación me planifico ese calendario?

Aun así yo sé que van a ser cuatro vídeos donde solo voy a hablar de temas de Navidad, que tienen que empezar antes de las fiestas, para hablar sobre regalos que hacer a vuestros familiares y amigos y que tiene que terminar justo después de Reyes o el domingo antes de Reyes, porque entonces pasado Reyes la gente ya se olvida que es Navidad y no tenían ningún sentido.

Cuando ya sabemos de qué va a tardar el vídeo que vamos a publicar en este mes de mayo empiezo a investigar. Por norma general os aconsejo que si queréis hablar de un tema no dejéis que las investigaciones os lleven por otro lado o se alejen de vuestros objetivos. Pero si eso ocurre una buena idea es hacer otro vídeo relacionado con ello, un poco así es como fui creando el Especial de Navidad. 

Solo nos quedaría redactar un guion. Hay dos tipos de vídeo: hay los vídeos que son un blog de viajes, como cuando fuimos a Londres y os voy a explicando lo que íbamos haciendo, y vídeos como este o como prácticamente todos del Especial de Navidad, donde redacto un guion y si me ayudan hacer el vídeo alguno de mis amigos les comparto el documento para que ellos puedan añadir sus ideas. Es un truco para refrescar el contenido de Instantes de Tiempo y a la vez me lo paso muy bien grabando con ellos.

No hace falta que os compréis el equipo de youtuber profesional con solo empezar

Ahora ya podemos empezar a grabar el vídeo y para ello vamos a necesitar un equipo. No hace falta que os compréis el equipo de youtuber profesional con solo empezar, pensar que vuestros móviles ya son unas buenas cámaras para grabar. Con tan solo algunos consejos básicos que encontraréis en Internet podéis grabar buenos vídeos. Tened en cuenta que es importante una buena iluminación, por lo tanto es mejor grabar en días soleados, delante de la ventana, si el audio no es especialmente bueno no grabaremos fuera, …

Mi consejo es que os vayáis comprando el equipo poco a poco por dos motivos: por un lado no haréis un gasto muy elevado y por el otro comprar exclusivamente lo que os haga falta y sabréis para qué sirve. Si me preguntáis cuál es la mejor cámara para grabar vídeos en Instagram os diré que eso depende muchísimo de vuestro tipo de blog. En mi caso es un blog de viaje, cuando me planté comprarme una cámara con un poco de condiciones me estuve planteando cámaras un poco tochas y luego pensé que eso pesa mucho y yo no quiero ir cargando con tantas cosas. Así que un amigo me prestó su GoPro para la moto me gustó muchísimo la estabilización que tenía, me gusta muchísimo cómo es de pequeñita, me la puedo poner en el bolso.

Uno de los problemillas que más tengo a la hora de grabar es que no encuentro el momento adecuado ya sea por el clima o por lo apretada que tenga la agenda, así que imaginaros lo que es cuadrar mi agenda con la de los invitados al canal. Este es uno de los motivos por los que grabó con tanta antelación.

Cuando estamos de viaje a veces los caretos son épicos

Ahora viene uno de los momentos donde me pongo más nerviosa porque lo tengo todo perfecto para empezar a grabar pero siento muchísima presión. Me estresa mucho que me vea bien en cámara: el pelo limpio, un maquillaje que me favorezca, que la ropa no sea la del último video, ... Eso cuando grabó desde casa porque cuando estamos de viaje a veces los caretos son épicos. 

En el caso del Especial de Navidad también intento ir a conjunto con mi compañero, por eso lo que hice fue comprar estos gorritos de Navidad que lo saqué mucho uso la verdad. Y no me vais a creer pero entre el aro de luz y el gorro pasa vamos bastante calor. 

Una vez grabado el vídeo solo queda editar. En nuestro caso, y digo nuestro caso porque Albert utiliza el mismo programa que yo, usamos el Windows Share y es cuestión de echarle horas. Puedo colgar un vídeo solo hablando 10 minutos a cámara y no va a ser lo mismo si pongo imágenes de recurso, por eso este año me he tenido que adaptar a las nuevas formas de editar para buscar muchas imágenes y no salir solo hablando. 

A veces se nos olvida es grabar las transiciones

Lo que ocurre en los blogs de viaje es que a veces se nos olvida es grabar las transiciones, por ejemplo, que yo esté comiendo al mediodía en un restaurante explicando que esta tarde vamos a ir a patinar sobre hielo y de repente salga llegando por la noche al hotel y diciendo “Hemos ido a cenar y ha estado todo muy guay”, entonces queda como un poco inconexo 

Llegados a este punto solo queda el marketing y el marketing me refiero que os acostumbréis a subir vídeos regularmente todos los domingos a las 19:30. Vosotros elegís qué día y qué hora es mejor y eso depende de vuestra audiencia, si veis que con un vídeo por semana os ahogáis lo podéis hacer uno al mes uno cada 15 días o si veis que vais muy bien lo podéis hacer son dos a la semana. Cuando lo publiquéis compartirlo con vuestros familiares y amigos, que esté todas vuestras redes sociales y que vuestras redes sociales hablen de vuestro blog. 

Con mis amigos tenemos un debate acerca de tener las redes sociales públicas o privadas y sí que es verdad que mi Facebook privado lo tengo prácticamente abandonado si no fuera por hacer spam del blog. Pero que en Instagram sí que cuelgo muchas cosas e intento que esté relacionado con el blog.


Así es como nace un vídeo en el canal de Instantes de Tiempo dejarme abajo en comentarios de que harías un blog. Que tengáis un buen 2021 y empezamos un año más.

Adriana