domingo, 9 de agosto de 2020

10 curiosidades de los pasaportes

El otro día fui a renovarme el pasaporte. ¿A alguien más le pone nervioso entrar donde la Policía Nacional? No es un lugar que pueda recomendar pero lo que si puedo hacer es compartir diez curiosidades que no sabías acerca de vuestro pasaporte. Id a buscarlo y ahora os cuento. 



1. El primer pasaporte


La primera vez que se oye hablar sobre pasaportes es en los textos bíblicos. ¿Por qué? Era un documento que permite un viaje “seguro” a su portador y era expedido por las autoridades. La verdad es que la palabra pasaporte no se empezó a utilizar hasta la época medieval, donde el documento llamado pasaporte indicaba que “portes” o puertas podía abrir. El rey Enrique V de Inglaterra lo empezó a usar a modo de documento identificativo, para que sus súbditos pudieran acreditar su identidad en el extranjero.

2. Mejores pasaportes


En nuestros días existe la web Passport Index, donde hacen un ranking de los mejores y los peores pasaportes. Para ello valoran a cuántos países se permite viajar y si necesita visa, la puedes hacer nada más llegar o si necesitas hacer la visa antes de viajar. Los mejores pasaportes son los de Singapur y Alemania que te permiten viajar a 165 países. España se encuentra en segundo lugar, junto a otros países, permitiéndote viajar a 164 países. En el polo opuesto se encuentra Afganistán, que tan solo permite viajar a 31 países. Aunque yo personalmente valoraría más cosas. 

Oberhausen, Alemania


3. Los pasaportes con excepciones


Por un lado tenemos la mayoría de países musulmanes, que niegan la existencia de Israel y, como consecuencia, su pasaporte. Países como Pakistán o Filipinas incluyen en su documento la frase de "válido para todos los países del mundo excepto para Israel". Algo similar les pasa a los pasaportes de los Habsburgo, que en su documento queda explícito "es válido para todos los países excepto Austria", para una cordial exilio. 

4. Medidas estándares


El impacto de la Primera Guerra Mundial llegó hasta la estandarización de los pasaportes. En 1920, a causa de la gran emigración, se hizo una conferencia para que todos los pasaportes tuvieran las mismas características: un formato de libreta, ya que antes se anotaba todo a mano, de unas 30 páginas, con el escudo de armas en la portada. También se implantó el requisito de la fotografía después que un espía alemán ingresara a Reino Unido con un pasaporte estadounidense falso. 

Dublín, Irlanda


5. El más difícil de falsificar 


Los pasaportes tienen medidas de seguridad para evitar que sean pirateados. Por ejemplo el noruego, si lo iluminas bajo una luz ultravioleta aparece una aurora boreal. El pasaporte de Nicaragua tiene hasta 89 medidas siendo este el pasaporte más difícil de falsificar del mundo. Para que no tengamos problemas en la frontera es importante que nuestro documento esté en perfecto estado, sin rayones y que la foto se parezca al máximo a nosotros. 

6. Hay distintos tipos


Tenemos para empezar, el ordinario o turístico, el que tenéis la mayoría en casa. También está el oficial, que está reservado para los empleados gubernamentales. Después están el diplomático, uno de los más codiciados. Además existe el colectivo, para los que viajan en grupo. Y por supuesto el temporal, para todos aquellos que hayan perdido el suyo. 

Ámsterdam, Países Bajos


7. No es vuestro pasaporte


Así como lo leéis. Yo puse la misma cara cuando me lo contaron. Si abres la última página, os explica que la propiedad de este documento pertenece al Gobierno y en caso de pérdida o robo se exige que se devuelva al Gobierno. Entonces, mi duda es, ¿por qué tenemos que pagar por él? Supongo que son gastos de servicio. 

8. Hablando de precios


España es el país más barato de Europa, con tan solo 30 €. El país europeo con el pasaporte más caro es Italia con 116 €. Mundialmente hablando el país más barato es, Eswatini que vale unos 10 €, y el más caro Turquía, que vale 218 €. ¿Y eso porque?

Budapest, Hungría


9. El espacio Schengen


Desde 2017, los países europeos pertenecientes al espacio Schengen no necesitan acreditarse ni pasar controles para ir de un país a otro. Por lo tanto no se necesita pasaporte aunque sí que es recomendable. 

10. La que no necesita pasaporte 


Los pasaportes británicos se expiden en nombre de la Reina de Inglaterra. Por consiguiente ella no necesita pasaporte, sería como si ella misma se diera permiso a sí misma para poder tener uno. Si necesitara uno podría usar cualquiera de los 63 millones de súbditos británicos. 


Espero que os haya gustado y que ahora sepáis un poco más sobre este documento tan importante a la hora de viajar. Espero que paséis una feliz semana que se pueda volver a viajar con toda normalidad lo más pronto posible.

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario