domingo, 21 de junio de 2020

Armario cápsula de verano

Hace mucho tiempo que no os traía un armario cápsula al blog de Instantes de Tiempo. Si os acordáis ya os explique que es un armario cápsula y porque nos resulta muy practico a la gente wanderlust como nosotros. Aun así hagamos un repaso: es una selección de una pocas prendas y así es más fácil y rápido hacer la maleta. Vosotros decidís la duración del armario capsula, el número de piezas y que piezas contabilizáis.




  1. Limpiar el armario: saca toda la ropa del armario y ponla encima de la cama.
  2. Separa la ropa: separar la ropa en montes, lo que nos encanta, lo que queremos donar y lo que vamos a tirar. 
  3. Colores: escoge que colores quieres para tu cápsula, cuales te quedan mejor y que colores tienes más en tu armario
  4. Crea tu colección: selecciona de la ropa que te encanta cuales participaran en tu armario capsula
  5. Corrige: el mejor consejo es que practiquéis, invierte en tus prendas clave y olvídate de las que nunca te pones (aunque te encante)
Normalmente estas pocas prendas que tenemos en el armario serán de buena calidad, nos gustan mucho (en plan me pongo esta camiseta y estoy feliz todo el día) y son muy combinables entre ellas. ¿Qué creéis que es mejor tener un motón de ropa y "no saber que ponerte" o tener poca ropa pero que te encanta?. A la hora de hacer una maleta, solo tenemos que determinar cuantos días nos vamos, que tiempo va a hacer y cuanta ropa nos vamos a llevar. Antes de empezar también me gustaría recordaros que podemos personalizar y realzar un look con el maquillaje, peinado y accesorios.



Para crear mi armario cápsula de este verano he seleccionado tres colores básicos, blanco, negro y gris, y dos colores acento, azul y amarillo. Esto es lo que nos va a ayudar que nuestra maleta sea fácilmente combinable. 


Para esta ocasión, he escogido 15 prendas. Entre las cuales hay partes de abajo, partes de arriba, vestidos, chaquetas, bolsos y zapatos. Para establecer un número es algo complicado, lo mejor es el ensayo y error hasta que os encontréis cómodos. También tiene influencia lo que vosotros necesitéis: como tenéis que ir vestido en el trabajo, si tenéis algún evento especial durante los meses de verano, ... Y no he contado ni ropa interior, ni ropa de deporte o pijama, tampoco bikinis o cosas por el estilo. 

En verano hace más calor que nada pero siempre viene bien tener una chaqueta en el armario. A mí me encantan las chaquetas tejanas. Podéis optar por una clásica azul, por una con un color diferente o incluso por alguna con bordados o customizada. ¿Qué otro tipo de chaquetas soléis utilizar en verano?



Luego he escogido cuatro partes de arriba, diferentes entre ellas para poder hacer más looks diferentes. Una camiseta de manga corta, puede ser estampada o básica, una camiseta de tirantes lisa, otra camiseta de tirantes un poco más romántica y una camisa blanca de manga corta. Con estas cuatro os podéis ir al fin del mundo y volver, si queréis.



Luego he escogido cuatro partes de abajo, que combinen con esas cuatro partes de arriba y a la vez sea distintas entre ellas. Uno pantalones cortos tejanos, puede ser de color sencillo azul, de color, customizado, negros para tener un pantalón negro en el armario, ... Además otro pantalón corto más romántico o que tenga algún detalle que le diferencie. Una falda, puede ser una clásica o si preferís dar un toque diferente a vuestro armario. Por último unos tejanos largos por si refresca en algún momento. Si por lo que sea hace mucho frio os ira muy bien con la chaqueta tejana. 

Las combinaciones con la falda


En verano me gusta añadir vestidos, en esta ocasión he escogido dos muy diferentes. Os recomiendo tener siempre uno negro que os sirva tanto para ir a la playa como para ir a una cena formal. Mientras otro sea el típico vestido veraniego.

Las combinaciones con el vestido


Ahora pasemos a los accesorios. He decidido contabilizarlos pero si vosotros preferís no hacerlo y tener a mano vuestra colección también es una opción. He escogido unas sandalias de tiras finas y negras que me sirvan tanto para eventos más casuales como para eventos más formales. Luego unos tenis de tela para los días de más trote o que haga más frío. Por ejemplo, si vais a tomar un vuelo este verano podéis poneros una camiseta, con el tejano largo, la chaqueta y los tenis y no morir congelados con el aire acondicionado. En cuanto a bolsos he optado por un bolso grande y uno pequeño. El grande es el que he escogido en líneas clásicas y más básicas y el pequeño el que dé el toque de color.

Gracias a los accesorios podemos darle un toque diferente al look


Si con esto yo puedo pasar tres meses vosotros os podéis hacer una maleta para quince días, así que mucho más fácil para hacer una maleta de fin de semana. También os quiero comentar que esto es la teoría, pura y dura, si queréis ver mi realidad lo podéis ver en el canal de Instantes de Tiempo. Por cierto, la semana que viene os compartiré una maleta para cuando no sabemos cual va a ser mi destino. Es algo que tenía preparado para el cumpleaños de Anna, que hacía más frío. Así que en el blog veréis la versión original y en el canal de Instantes de Tiempo os compartiré la versión de verano.

 

Dejadme en comentarios cual es vuestra prenda indispensable para el verano, por ejemplo yo no he contado bikinis pero si queréis lo podéis hacer. En mis redes sociales esta semana os iré compartiendo más cosas sobre este armario cápsula y ¡Qué tengáis una feliz semana!

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario