domingo, 17 de mayo de 2020

Cuatro viajes inspirados en el ciclo menstrual #YoMeQuedoEnCasa

El día de hoy vamos a hablar sobre el ciclo menstrual y como nos afecta. Mucho más allá de "Que mala pata que me ha venido la regla en mí primer día de vacaciones".

Durante el confinamiento empezamos con una amiga entrenar regularmente cada día. Y la tercera semana de confinamiento me di cuenta de que no podía hacer unos ejercicios. Así que me frustre mucho. El segundo día me di cuenta de que tampoco los podía hacer, pero que la semana anterior sí.

Así que me acorde de Cristina Mirte, quién tiene un podcast muy interesante sobre salud, deporte y belleza. Un día entrevistó al entrenador del equipo olímpico femenino de atletismo. Él comentaba lo importante que es adaptar los entrenamientos al ciclo menstrual de las atletas. Por cierto, también comentó que esto no es nuevo pero que no se investiga tanto el cuerpo de la mujer porque al tener variaciones hormonales sus resultados son más difíciles de leer que las de un hombre.



Como no podía terminar ese día el entrenamiento, busqué información sobre esto y me encontré un artículo muy interesante de la agencia EFE. Resumiendo, decía que la peor semana para entrenar era la semana antes de que te viniera la regla (a mí me faltaban dos días) y la mejor semana era la de después de la regla. Lo explica muy bien en este gráfico. En ese momento fui consciente de que esta semana me costaba más levantarme por la mañana, tenía más hambre y pasaba mucho más tiempo en el sofá. Lo bueno del confinamiento es que puedes ser mucho más consciente de mi cuerpo.



Me di cuenta de que conocía muy poco mi ciclo menstrual y qué era importante aprender de él. También estuve pensando que si yo ahora os vengo con todo esto, ya hay vídeos y otros artículos así. Por esto os voy a proponer un fin de semana de 3 días por cada una de las semanas del ciclo. Para que todo el mundo pueda entender como se siente una mujer en ese momento de su ciclo menstrual. Antes de empezar, me gustaría que vierais que cada persona es diferente, que yo no soy ginecóloga y que si tenéis algún problema lo mejor es que lo habléis con un especialista. También, he tardado un poco en publicar este artículo para ver si puedo reconocer todas estas fases y la verdad es que no. En mi caso no se aplica ¿y en el vuestro?

Lo primero que hay que entender el ciclo menstrual significa que nuestro cuerpo nos suministra, o deja de suministrar, las hormonas de los estrógenos y la progesterona, durante un periodo de tiempo. Este ciclo tiene cuatro fases, que nos hacen sentir de 4 formas distintas y nosotros veremos cuatro fines de semana muy diferentes.



La primera semana del ciclo es cuando nos baja la regla. Los niveles de progesterona bajan. Será una semana dónde estaremos muy cansadas y muy sensibles, donde generalmente preferimos estar tranquilamente en casa. En mi caso también me he dado cuenta de que es una semana donde tengo muchísima más hambre. 

Para el primer fin de semana os tengo preparado un apartamento muy fancy en el centro de la ciudad. Depende de cómo os encontréis, podéis bajar a desayunar en una terracita en la plaza mayor o, si no estáis de humor, podéis ir a comprar comida basura en supermercado más cerca y no moveros del apartamento. Ya os he dicho que es un apartamento con todas las comodidades, con las mejores vistas de la ciudad. Este fin de semana es solo para vosotras. Para que os cuidéis y os miméis todo lo que queráis y más.



La segunda semana del ciclo es cuándo suben los estrógenos. También la testosterona. Va a ser cuando tengamos más energía, la mejor semana para entrenar, para viajar y para matar dragones si hace falta. 



Para el segundo fin de semana os he reservado, para ti y tus amigos, una casa rural en medio de la montaña. Durante el día tendréis actividades como senderismo, rafting, escalada, ... Y por la noche una gran cena con juegos de lo más divertidos para que la fiesta no pare.



La tercera semana del ciclo es cuando empezamos a ovular. Es cuando los estrógenos están más altos y empieza a aparecer la progesterona. También es una buena semana para entrenar y salir a comernos el mundo. Nuestra piel brilla y nos vemos más guapas. Sobre todo se caracteriza por ser la semana con más deseo sexual. 

El tercer fin de semana lo he reservado para ti y tu crush. En esta ocasión os he reservado una habitación de hotel con servicio de habitaciones, por si no os apetece salir de la habitación en todo el fin de semana (ya me entendéis). Si queréis turistear por la ciudad podéis tener alguna cita romántica. Como por ejemplo, ir a cenar a un restaurante muy especial, ir al cine a ver una película erótica o salir a bailar hasta que os muráis de ganas de volver al hotel.



La cuarta y última semana del ciclo es la peor. Es cuando la progesterona está en sus niveles más altos y nos empezamos a encontrar mal. Fue cuando yo me di cuenta de que no podía entrenar como la semana anterior. Es un buen momento para cuidar tu alimentación y hacer algo de deporte.



El cuarto y último fin de semana es en el que yo necesitaría que me cuidasen más. Había pensado en un resort con playa privada y todo incluido. No os preocupéis a la hora que os levantáis de la cama, podéis desayunar todo lo que queráis en el buffet libre, luego podéis dar una vuelta por la playa u holgazanear en el spa. Cómo es la semana del ciclo en las que somos más sinceras puedes ir con tu mejor amiga, aquella que te aguanta todas tus películas. Las amigas están para ayudarse.


Esta es una bonita forma de acordarnos, tanto si somos mujeres como hombres, en que momento del ciclo nos encontramos y como nos afecta. Realmente espero que os haya sido útil y que muy pronto podamos salir de casa a hacer estas escapadas. Deseo que todos vuestros amigos se encuentren bien y ¡Qué tengáis una feliz semana!

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario