domingo, 23 de febrero de 2020

10 curiosidades sobre Hungría

Hoy vamos a hacer algo distinto. El año pasado al visitar Hungría y contaros algunas cosas sobre Matías Corvino os pregunté si querías saber algunas curiosidades más sobre este país. ¡Fue todo un éxito en Instagram!. Así que he estado investigando y aquí van las diez curiosidades que más me han sorprendido sobre Hungría.



La gran monarca


El máximo mandatario de los húngaros no es ni el presidente o el primer ministro, ni tan siquiera un rey si no la Santa Corona Húngara, su cuerpo es el país de Hungría y en ella vive su alma. La podéis visitar en el Parlamento, en Budapest.

La estatua de San Esteban en el castillo de Buda


 Reyes Récord Guiness


San Esteban I de Hungría sedenterizo y cristianizó al pueblo húngaro, más de 300.000 personas. Casi nada. Comparado con el rey Andrés II de Hungría que llevó el ejercito más grande a las Cruzadas. A parte de, como ya sabéis, Matias Corvino fue el primer rey en adoptar el Renacimiento después de Italia.

La estatua de Matías Corvino en Cluj Napoca


 Los húngaros, los austríacos y las cervezas


Seguro que si estáis buscando información para vuestro futuro viaje a Hungría os habrán contado que no está bien visto chocar las jarras de cerveza cuando brindéis. ¿Y eso por qué? Pues cuando perdieron la guerra contra los austriacos, estos mandaron fusilera a 13 generales y lo festejaron brindando sonoramente con jarras de cerveza. Aunque si tenéis mucha necesidad podéis brindar con cualquier otra bebida.

Pero no os penséis que los húngaros y los austriacos siempre se han llevado mal. De hecho el 19 de agosto de 1989 celebraron un picnic juntos. El Picnic Paneuropeo para olvidarse de las fronteras sóviets y el Telón de Acero.

Grandes inventores


No se porqué será que en Hungría se les dan muy bien los inventos. Irinyi János inventó el fósforo moderno en 1836. Ladislao Biro inventó el bolígrafo, tal y como los que tenemos hoy en casa, en 1938. Eduardo Teller, Leo Szilard y Eugenio Wigner diseñaron y fabricaron la bomba atómica. Y Erno Rubik inventó su famoso cubo de Rubik en 1974.

Mural en Budapest dedicado a Erno Rubik y su cubo


Los primeros coches son Húngaros


No hablo de estos Teslas que parecen naves espaciales, os estoy hablando de los primeros coches de caballos. Los construyeron en la región húngara de Kocs a mediados del siglo XV. ¿Y de Kocs pasamos a coche?

Visita rápida a Gyor


Tres ciudades en una


¿Sabías que Budapest no se llama así porque sí? Estuvo a punto de llamarse Pestbuda y eso es porque en verdad son tres ciudades en una. Si, tres, aunque siempre había pensado que eran dos. Lo que una descubre escribiendo un blog de viajes. En 1873 se unieron las ciudades de Buda, Obuda y Pest y paso a llamarse Budapest, ya que Buda se encuentra más al oeste.

El Danubio y el Parlamento, una imagen icónica de la ciudad


Városliget fue el primer parque urbano del mundo


No os creerías que con tener el primer metro eléctrico de la Europa Continental les bastaba a los húngaros. También construyeron el primer parque urbano para que todo el mundo pudiese pasear libremente, fue donado por el conde Batthyany en 1808 y aún lo podéis visitar en Budapest. Aunque no siempre ha sido la capital de Hungría, primero lo fue Esztergom, lugar de nacimiento de San Esteban.

Budapest tiene muchos parques, este está en la Isla Margarita


Budapest es la ciudad del agua


Aunque seguramente vuestro viaje a la capital húngara esté muy relacionado con sus balnearios. ¿Sabías que Budapest es la ciudad con el sistema de cuevas geotérmicas más grande del mundo? Eso permite que tengan unos 70 millones de litros de agua termal cada día del que se alimentan sus 118 fuentes termales. Aún os han entrado más ganas de ir ¿verdad?. Tened en cuenta que muchos balnearios tradiciones están separado por sexos. Así que consultad antes de ir.

Vistas de las colinas de Buda, con el Danubio a la derecha


El hospital militar escondido


Si nos situamos a orillas del río Danubio y nos fijamos en las colinas de Buda se puede ver parte del hospital militar construido en la Segunda Guerra Mundial. Lo curioso de este recinto es que prácticamente está construido bajo tierra y unidos los distintos pabellones por túneles. Para protegerse de los ataques. Hay quien dice que también sirvió como refugio durante la Guerra Fría. 

Vistas de Budapest, Hungría es un país con muchas llanuras


El número 96


Por último pero ni mucho menos importante está el número favorito de Hungría, el 96. No es un número al azar. La coronación de Arpad como primer rey de los húngaros fue en 896. Pero hay más, el famoso metro de Budapest se construyó en 1896 ¿Casualidad? No lo creo. Su parlamento, a parte de espectacular mide exactamente 96 metros. Junto a la Iglesia de San Esteban son los dos edificios más altos de Budapest, y claro, queda prohibido cualquier edificio más alto. Por esto no os encontraréis rascacielos en la capital húngara.



Me ha gustado mucho hacer un domingo distinto. Si a vosotros también os ha gustado dejádmelo en los comentarios que otros países os gustaría que buscásemos curiosidades. Como podéis ver saber un poco más sobre el destino hará lo que lo visitemos con otros ojos, dicho de otra forma, que disfrutemos aún más del viaje. 

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario