domingo, 29 de septiembre de 2019

¿Cuánto pagamos por circular por Europa?

Cuando planeas una ruta como la que hicimos calculas gastos de alojamiento, restaurantes, gasolina, … Pero no os olvidéis que también hay que pagar por las carreteras dónde vais a circular: autopistas de peaje, viñetas, …



El primer país por donde cruzamos fue Francia. Este país tiene la opción de pagar autopistas de pago o carreteras gratuitas. No os sentís mal si os ha podido el puño cerrado y habéis optado por las carreteras gratuitas. Todos, después de la quinta (o antes) rotonda, hemos decidido no mirar el precio y volver a la autopista de peaje.

La parte buena es que el siguiente país era Alemania. Yo recordaba un país con unas carreteras en muy buen estado, con buena circulación y gratis. Pero en esta ocasión estaban llenas de obras, aun así seguían siendo gratis.

Aquí el camión "Jaja Express" en una parada estratégica en Alemania


Cuando os estáis acercando con la frontera con Austria vais a empezar a ver carteles que os avisan de que compréis la viñeta. Esta es una pegatina que se coloca en el parabrisas del coche (o encima del depósito de la moto) y nos permite circular por todas las carreteras del país. Se puede comprar antes o después de la frontera. El control se realiza automáticamente cuando pasas por debajo de unos arcos, que veréis en la autopista, este comprueba que el número de la viñeta coincida con el de la matrícula del vehículo. Descubrimos que las motos pagaban menos, casi la mitad.

El palacio de Hofburg


En el caso de Hungría, también funciona con viñeta pero no hay ninguna pegatina física. Simplemente pagas por qué tú matrícula esté en el sistema un tiempo determinado. Preguntad siempre cuanto son el mínimo de días. En Rumanía funcionan como en Hungría, con la diferencia que las motos son totalmente gratuitas.

La Yamaha con Budapest a sus pies


De vuelta a casa, como veréis a finales de este mes, pasamos por Eslovenia. Al igual que en Austria también se paga viñeta y a cambio te dan una pegatina que hay que colocar en el parabrisas del coche (o encima del depósito de la moto). También en este caso las motos tienen un buen descuento.

Esta es la cara que se nos quedó cuando no sabíamos todo lo que habíamos pedido, tenéis que ver el vídeo


Al llegar a Italia, un poco más cerca de España, ya empezamos otra vez con el tema de los peajes. Las autopistas italianas son un poco más macarrónicas (al pesto) y con bastante tráfico. Y una vez más nos encontramos con muchísima obras. Una curiosidad que me gustaría comentar, fue en el caso de llegar a Génova, la autopista se vuelve a un auténtico puerto de montaña de curva contracurva, muy interesante si no fuera porque ya era de noche.

Nuestra despedida épica de la ruta


Y ya para llegar a España solo nos quedaba cruzarnos Francia, otra vez. Si queréis saber si al país donde vais hay que pagar o no viñeta, peajes, ... Y cuál es la mejor opción yo lo buscaría por Google porque seguro que hay miles de blogs que hablan de rutas que ellos han hecho antes. Por ejemplo cuando fuimos a Portugal también funcionan con la viñeta no física que hemos comentado de Hungría y Rumanía.



En rutas largas, dónde lo importante es llegar cuanto antes al destino donde más o menos te hayas marcado, mi recomendación siempre es pagar autopistas porque al final del viaje son muchos kilómetros los que llevas a cuestas. Quizás en otra ocasión hagamos una ruta más tranquila donde  lo importante sea disfrutar del paisaje y no llegar a un punto concreto. Como la ruta en moto por Navarraque hicimos el año pasado, ¿Qué otras rutas nos recomendaríais? Que tengáis una feliz semana.

domingo, 22 de septiembre de 2019

Las mejores apps para hacer rutas

¡Buenos días chicos! Hoy en Instantes de Tiempo os presento las dos primeras etapas de la ruta en moto hacia Rumanía. Esta ruta la hice por primera vez en 2007 y desde entonces ha cambiado mucho el mundo de las tecnologías así que nos planteamos estar lo más preparados posibles para hacer esta ruta.



Google Maps vs Waze


Google Maps


Primero hablaremos de los más práctico que es el GPS, hacia dónde nos dirigimos. Para ello tenía dos apps La primera es Google Maps, que no solo la utilicé para pedir indicaciones para llegar a algún sitio sino también para encontrarnos gasolineras en la ruta, alguna cafetería o restaurante entre otras cosas. Para ello es tan sencillo como darle a la lupa mientras te está guiando y escribir “boulangerie”, es importante que le deis a los filtros de “abierto ahora” y “mejor valorados” para mejorar vuestra búsqueda. Cuántos de vosotros utilizáis Google Maps al menos una vez a la semana, dejádmelo abajo en comentarios. 

Waze


Por otro lado también me recomendaron la aplicación Waze. En esta aplicación le indicamos que éramos una moto, y no un coche, y qué tipo de gasolina utiliza vamos. Lo que más me gustó fue que cuando pides gasolineras en ruta te marca cuáles están más cerca y cuáles eran más baratas, cosa que con Maps no pasa. Esto es muy interesante porque cuando viajas por Europa no sabes exactamente dónde habrá una gasolinera o si es mejor esperar unos 5 km más encontrar otra más barata. Mi desagradable sorpresa fue que en países como Alemania esta opción no funcionaba. Por lo demás la aplicación Waze no lo encuentro otras ventajas frente a Google Maps así que al final me quedé con la aplicación de Google.

Booking vs Airbnb


Ahora pasamos al tema del alojamiento. Nosotros planteamos esta ruta sin reservar alojamiento previamente. ya que hay días como, por ejemplo, el que nos cruzamos Alemania en el cual estaba lleno de obras y de atascos y fue más lento de lo que esperábamos. De hecho llegamos como a las 21:30 en Salzburg, hora tardísimo en Europa. 

Booking


Nosotros lo que siempre habíamos hecho era empezar a buscar hoteles a partir de las cinco de la tarde ya que antes no utilizamos ninguna aplicación. Simplemente buscábamos hoteles o habitaciones y preguntábamos si había alojamiento para esa noche. Si no era el caso íbamos a la siguiente, así hasta encontrar alojamiento. Pero el mundo de las aplicaciones revolucionado el sector. 

Airbnb


Lo que hicimos en esta ocasión era mirar habitaciones en Booking y luego ir a preguntar al sitio si tenían habitaciones y a que precio. Hasta que en Budapest, a pesar que Booking decía lo contrario, nos decían que no tenían habitaciones o que el precio era de más de 175€. Así que desesperados buscamos alojamiento, tal y como os lo he explicado muchas veces en el blog, y lo reservamos a través de la app. Donde, por cierto, tiene un apartado de ofertas. 

Sino la tercera opción que tenéis son los hoteles de carretera. Se encuentran a las afueras de las ciudades, en los polígonos industriales, tipo Ibis Budget por ejemplo. Que fue donde nos quedamos las dos primeras noches. De hecho, como sabíamos que había un Ibis Budget Salzburg y era entre semana. era muy probable que tuvieran habitaciónes. Este fue el motivo porque nos arriesgamos a llegar tan tarde.

The Weather Channel vs otras aplicaciones


The Weather Channel


Por último, la aplicación que os recomiendo es algo que en un principio no pensé llevar. Pero claro, cuando se viaja en moto el clima es mucho más importante que cuando se viaja en coche. The Weather Channel tiene un radar que te indica el tiempo que ha hecho el tiempo que va a hacer. También lo puedes desplazar en el mapa para ver qué tiempo va a hacer por dónde pasa tu ruta. A parte de las indicaciones típicas del tiempo por horas o la predicción del día siguiente.



Estas fueron las tres aplicaciones más útiles durante el la ruta en moto hacia Rumanía. También os dejo el vídeo de las dos primeras etapas. Dejarme en comentarios que otras aplicaciones me hubieran ido bien para próximas rutas. Que tengáis una buena semana chicos nos vemos la semana que viene con más kilómetros.

Adriana

domingo, 15 de septiembre de 2019

¿Cómo moverse por Londres en transporte público? Con #Citymapper y #OysterCard

Ya sé que hace un mes que volví en Londres y quizás estéis un poco aburridos de este tema pero desde que compré los billetes de avión se me ocurrieron un montón de cosas que quería saber de Londres y supuse que vosotros también querrías saber. Además ya que Noemí se ha vuelto una experta quería que ella misma nos lo contara.



App Cittymapper

Lo primero que me recomendó Noemí fue descargarme la app de Citymapper. El funcionamiento de esta aplicación es muy parecido al que todos hemos usado alguna vez con Google Maps. Tú le indicas a donde quieres ir y de forma predeterminada te localiza tu punto de partida. 

Todas las opciones de transporte


La diferencia esta que con esta aplicación te da un motón de opciones de trasporte publico, taxi y otros transportes de alquiler. Por ejemplo, para ir al centro comercial de Westfield, te da la opción de andar (te dice cuantas calorías y cuanto tiempo te va a costar), lo mismo con el servicio de bicicletas y luego están las distintas opciones de taxis con el tiempo y el precio aproximado. Más abajo te sugiere combinaciones de metro y buses, también con el tiempo y el dinero. O puedes seleccionar si prefieres ir solo en bus o en metro. 

Una vez inicias tu ruta te indica la andana a la que tienes que ir en el caso de los trenes. Cuantas paradas tienes que hacer y puedes pedirle que te avise una parada antes de bajar. También te calcula a que hora vas a llegar o, si lo prefieres, a que hora tienes que salir  de casa para llegar con tiempo. También te recomienda en que vagón sentarte y que salida de la estación es la mas conveniente para ti. 

Mis "logros" viajando con la app


Otras opciones interesantes de Citymapper es que puedes consultar el mapa de metro o autobuses. Y como curiosidad también te calcula las calorías que has hecho, cuantos arboles has plantado (¿?) y cuanto dinero has ahorrado usando esta aplicación. 

Visitor Oyster Card


Con el segundo reto que me encontré fue saber si la famosa Oyster Card me servía para llegar del aeropuerto a Londres. En la web que la tarjeta Visitor Oyster Card se puede utilizar en los trenes Heathrow Express y Gatwick Express y cuando la fui a comprar en el aeropuerto me lo confirmaron. 

Todo bien explicado y actualizado


La Oyster Card incluye todos los viajes en transporte público: bus, metro, tren y DLR. También es más barata, las tarjetas Visitor Oyster (que es como la Oyster Card pero en plan turista) deduce el crédito cada vez que haces un viaje. Después de hacer varios viajes en un día, alcanza un límite diario, y el resto de los viajes en ese día son gratuitos, aunque yo no lo pude comprobar. 

Para el tema de las zonas lo más útil es consultarlo en el mapa de Londres. Mi miedo era que no hubiese comprado la Oyster correcta y no pudiera cruzar zonas (como pasa en Barcelona). Pero el tema de las zonas es simplemente el precio. Si cruzas a una zona mayor el precio sera mayor pero no te impedirá seguir viajando. 

En muchas ciudades del mundo


Hablando del precio, el penúltimo día me paso una cosa curiosa, cuando pase la tarjeta por el bus me salio un tique que me decía que ya no tenia dinero en la Oyster y que ese era un billete de emergencia. Si quería volver a coger el transporte publico tenia que hacer un Top Up, o sea volver a poner dinero en la tarjeta. Se puede hacer en las estaciones de metro o en tiendas (lo indica en la puerta). 

¿Sabías que viajar en hora punta es más caro? En este enlace tenéis muchas más información sobre el transporte londinense. La puedes comprar online para ahorrarte colas a tu llegada a la capital británica pero tendrás que hacerlo con mucha antelación y pagar los gastos de envíos. Si lo prefieres lo puedes comprar en el aeropuerto, y si no tienes libras siempre lo puedes pagar con tu tarjeta de credito.



Con estas dos piedras angulares os aseguro que os podéis dejar de preocuparos de como viajar en transporte publico por Londres. De hecho la aplicación de Citymapper la sigo usando en Barcelona y ya me gustaría a mí seguir usando el método Oyster Card en casa. Dejadme en comentarios que os parece este sistema y os deseo una feliz semana. Nos vemos la semana que viene con otros tipos de transporte. Bye!

Adriana

domingo, 8 de septiembre de 2019

Vuelos baratos a Londres este verano

Me emociona muchísimo viajar, tiene algo que me inspira a contaros cada detalle y compartir mi alegría con todos vosotros. En este caso os contaré cómo conseguí los vuelos para mi viaje a Londres este verano. 



Antes de empezar me gustaría aclarar algo. Es importante la antelación para cualquier billete de avión pero más aún si volamos a destinos muy turísticos o en temporada alta como voy hacer yo. Si, os lo comento en futuro porque esto lo estoy escribiendo a finales de mayo en mi casa. 

Desde hace algunos años Noemí trabaja los veranos en Londres y me invita cada año. El problema está es que en verano tenía mucho trabajo y no me cuadraba nunca: ni los horarios ni los precios. Este año tengo menos trabajo y cuando Noemí me dijo las fechas supuse que no tendría tanto problema con eso. Lo que me asustaba era el precio.



Llevo compartiendo con vosotros en Facebook y Twitter desde principios de año como a causa del Brexit el precio de los aviones entre la UE y Reino Unido han subido y me temía lo peor al volar a Londres. Noemí también me comentó que no pasaba nada si no podía ir, que entendía que era caro. Pero yo pensaba que tenía que aprovechar la oportunidad y ponerme a ello cuanto antes. 

Cuanto antes mejor


Así que lo primero que tenéis que hacer es dejarnos de preocupar, eso es lo primero y te ahorra muchos problemas. Cuanto antes lo hagas mejor.

Busca en incógnito

Reserva una cita contigo mismo y el ordenador. Abre el navegador en modo incógnito y entra en Skyscanner. Yo sabía que quería ir entre julio y agosto así que busqué los mejores precios para estos meses. También hablé con Noemí cuando le iba mejor que viniera y empezamos a acotar un poco las fechas. 



Fechas flexibles

Uno de los inconvenientes que tengo al trabajar es que no me puedo ir de lunes a viernes, mejor de viernes a lunes. Entonces volar el quince de agosto era muy caro, me salía mejor el sábado pero llegaba por la noche así que el ganador fue el viernes. La vuelta en martes nos salía muy económicas. Así que ya teníamos las fechas.

Compruébalo en la página de la aerolínea

El día después que Noemí y yo habláramos de las fechas le mandé un pantallazo de una oferta con Easyjet de unos 120€. Se salía de mi presupuesto pero sabía que no iba a encontrar nada más barato. Si una low cost como Easyjet te ofrece este precio imaginaros las otras. Al cabo de unos días pensé que aún no había comprado y cuando entre en Easyjet a comprar esos billetes de avión habían subido 20€ de precio ¡en menos de una semana!



Mira varias compañías

Entonces no sé que me dijo Noemí que me encendió la bombilla y dije: “Antes de comprar vuelve a comprobar con Skyscanner”. Solo para asegurarte que no haya otras compañías que hayan variado sus precios. Ese jueves me di cuenta que con Vueling podía volar por unos noventa euros. Así que entre en la web de Vueling a comprar los billetes. 

Los madrugadores ahorran más

El vuelo de ida me salia por unos 57€ y despegaba de Barcelona a las 7 de la mañana, así que tendría que estar allí a las 5 de la mañana. Para vuelos europeos, no muy lejos de España, cálculo 50€ de ida y 50€ de vuelta. Volar por menos de 100€ me parece una buena oferta. Así que pensé que si el vuelo más barato era 57€ no estaba tan mal. Y menos cuando descubrí que el vuelo de vuelta costaba 37€. Lo comido por lo servido como se dice. 



Cuando te hayas decidido no retrases tu compra

El vuelo de vuelta era perfecto, el precio era ideal, salíamos a las 14:00 de Londres y llegábamos a las 19:00. El problema era que tan solo quedaban dos asientos. Así de rápido vuelan los buenos de billetes. No me podía arriesgar a coger yo el vuelo y que Noemí se quedara en Londres para coger otro vuelo. La llamé, hicimos la compra de los billetes. 

En ese momento cierras el ordenador con un buen sabor de boca. Has conseguido volar a Londres en agosto por un buen precio. Solo quedará el alojamiento y otros billetes de transporte. Por como veréis en Instantes de Tiempo (si no lo habéis visto ya) es que vamos a ver otro lado de Londres y de eso se encargará Noemí.



Como podéis ver con un poco de antelación, organización y suerte podéis volar por menos de cien euros a destinos tan turísticos como Londres. Además ahora ya es septiembre y hay buenas ofertas para disfrutar de los últimos días de verano. ¿Cuales son vuestros trucos a la hora de volar low cost? Dejámelo en comentarios y nos vemos la semana que viene con consejos a la hora de movernos por Londres.

Adriana

domingo, 1 de septiembre de 2019

Las mejores Bookstores de Londres

¡Hola a todo el mundo! Hoy en el canal de Instantes de Tiempo llega por fin el vlog de Londres. Así que para no hacerme repetitiva y no morir en el intento a la hora de resumir esos fantásticos días en la capital británica aquí he decidido traeros una lista de las mejores librerías, papelerías y bookstores que encontramos en la ciudad y donde disfrutamos la mayor parte del tiempo.



El segundo día fuimos a Notting Hill. Allí se encuentra uno de los mercadillos más famosos de la ciudad que se llama Portobello Market. De hecho se trata de varios mercadillos en uno: hay como una calle dedicada a las antigüedades, otra ropa de dudoso estilo y también un sitio donde degustar buena comida. Pues en la sección de antigüedades hay una tienda que no vende exactamente libros sino que vende mapas antiguos originales por un valor que me duele la cartera solo recordarlo y al que disfrutamos mucho nuestra visita.

Notting Hill Book Shop


Otra librería digna de visitar en Notting Hill es, por supuesto, la Notting Hill Book Shop que es donde se grabó la película. Esa no la disfrutamos tanto porque estaba llena de turistas haciendo el postureo, pero sí que empezamos a descubrir la calidad del marketing que hay en los libros en Reino Unido. La mayoría de clásicos reeditados con un diseño que parecen más objetos decoración que libros para leer.

Por la tarde como me las daban lluvias nos fuimos de compras a Westfield donde aparte de muchas tiendas de decoración y de también entramos en alguna librería barra papelería donde morir de amor.

A la British Library


Al tercer día nuestras ansias de compras y de librerías no había, ni mucho menos, terminado así que Noemí me tenía una fantástica sorpresa puesto que nos fuimos a Kings Cross, que es como tres estaciones en una, es muy grande, y justo al lado está la British Library. Lamentablemente no se puede visitar a no ser que tengas el carnet de la biblioteca pero lo que sí que podéis hacer es tomaros un café allí y visitar la tienda donde os confesaré que me compre no todas las chorradas que quise pero algunas cosas preciosas que todo buen amante del papel debe tener en sus posesiones.

Sí eso no fuera poco, cerca de Kings Cross esta Coal Drops Yard. Es un centro comercial donde antes se almacenaba gran parte del carbón que se utilizaba durante la revolución industrial en Londres y que en uno de sus canales encuentra un barco que en verdad es una librería. Se llama Words on Water. Creo que puedo decir que fue mi librería favorita y qué es una parada obligatoria para todos los amantes de los libros o booklovers

Al Words on Water

Por la tarde, Noemí tenía muchas ganas de enseñarme lo que era Covet Garden. Es como la representación de un mercadillo, tipo Portobello, pero en plan muy fancy: con grandes marcas de lujo (no solo de moda sino también de bombonerías, por ejemplo). Cuando lleguemos allí aún era muy temprano para tomarnos el afternoon tea en Whittards of Chelsea, y qué es como una de las mejores tiendas para comprar te en Londres. Así que fuimos a visitar una papelería que se llama Kikki.K, que es de una artista sueca que tiene detalles preciosos y a la vez carísimos. Y muy cerca de allí también visitamos Paperchase, que es otra tienda dedicada a la papelería con una sección especial para bodas. Cuando ya no nos sentíamos los pies fuimos a tomarnos el afternoon tea, y no sé si fue porque teníamos muchas expectativas o porque estaba muy cansada pero no nos terminó de gustar su receta de te matcha, una pena la verdad.



El lunes era nuestro último día para visitar librerías. Ya habíamos visto librería que habían salido en películas, otras que navegaban por los canales de Londres, así que no podía faltar otra joya especial en el joyero. La fantástica idea de Noemí de coger el metro desde Green Corner, salir a andar Piccadilly Street para volver a coger el metro en Picadilly Circus nos permitió llegar hasta Hatchards. Es la librería más antigua de Londres. Toda forrada con madera prácticamente negra y con los estantes a rebosar de libros, se respira un ambiente muy peculiar allí dentro. Ese mismo día por la tarde quedamos con unos amigos de Noemí para visitar Wimbledon y a jugar a mini golf indoor. Curiosidades de los británicos.

Descuentos especiales en el aeropuerto de Gatwick


El último día desayunamos fuerte, un full English breakfast en un pub tradicional, cogimos las maletas y nos volvimos a casa. No sin antes de descubrir que las librerías de los aeropuertos del Reino Unido cuentan con ofertas muy jugosas, del tipo 2 x 1, que no os queréis perder en vuestro próximo viaje a la isla.



Hoy lo dejamos aquí, me encantaría que me contéis vuestra experiencia en Londres y también os invito a ver el vlog de este viaje en el canal de Instantes de Tiempo y en todas mis redes sociales. La semana que viene volvemos con un vídeo también grabado en Londres y muy práctico. Que tengáis todos una feliz semana.

Adriana